Hojaldres de albaricoques

Te enseñamos cómo se prepara todo un clásico de la repostería: los pañuelos de hojaldre rellenos de fruta. Pruébalos de postre, para merendar o desayunar ¡están riquísimos!

También te puede interesar:
Tiempo de preparación: 60 minutos
Tiempo de cocción: 45 minutos
Económica
3 comensales
Tipo de receta: Fruta
Vegetarianos

Ingredientes:

  • 1 lámina de masa de hojaldre  
  • 1  tarro de albaricoques en almíbar o 1/2 kg de albaricoques frescos  (en temporada)
  • 1 huevo batido 
  • 50 g de almendras cortadas en láminas.
    Para la crema pastelera:
  • 500 ml de leche  
  • 1/2 vaina de vainilla partida longitudinalmente por la mitad 
  • 5 yemas de huevo 
  • 125 g de azúcar 
  • 2 cucharadas de harina de repostería
  • 2 cucharadas de harina de maíz.

Elaboración:

1. Escurrir los albaricoques del líquido de la conserva. Si son frescos, lavarlos y secarlos bien con papel absorbente de cocina. Cortarlos por la mitad y deshuesarlos. Reservarlos.
2. Para preparar la crema pastelera, poner la leche y la vainilla en un cazo y llevar a ebullición. Retirar del fuego, tapar el cazo y dejar en infusión unos 10 minutos.
Batir las yemas junto con el azúcar hasta que se blanqueen y casi doblen su volumen.
3. Tamizar los dos tipos de harina y mezclar con las yemas blanqueadas.
4. Retirar la vaina de la vainilla a la leche. Agregar la mitad de la leche a la preparación de yemas; batir bien y mezclar con la leche restante,  integrándola poco a poco. Volver al fuego y  llevar a ebullición sin dejar de remover.
5. Retirar del fuego, extender la crema en una bandeja para que se enfríe y tapar con film transparente de cocina para que no se forme costra por encima.
6. Extender la masa de hojaldre sobre una superficie ligeramente enharinada. Cortar cuadrados de 10 centímetros de lado, pincharlos con un tenedor, y colocarlos en una bandeja de horno previamente forrada con papel vegetal.
7. Disponer una cucharada de la crema pastelera en el centro de cada hojaldre y extenderla ligeramente sin llegar a los bordes. Colocar encima  2 mitades de albaricoque.
8. Untar una esquina del hojaldre con huevo batido y unirla con la esquina opuesta (como si doblásemos un pañuelo). Repetir la operación hasta terminar con la masa. Dejar que reposen en la nevera durante 30 minutos.
9. Pintar la superficie de los hojaldres con huevo batido, espolvorearlos con almendra laminada y cocerlos en el horno, precalentado  a 180 ºC, durante 20 minutos o hasta que se doren.  Sacarlos y dejar enfriar sobre una rejilla.
 
Un plus:  si te gustan los glaseados, mezcla 2 cucharadas de mermelada de albaricoque con un poco de agua; calienta hasta reducir y pinta los hojaldres por encima ayudándote con un pincel de cocina.


Un consejo: este hojaldre lo puedes rellenar con más frutas -melocotón, manzana, mango…- y si es fresca, mejor. Así que puedes adaptarlos a la fruta de cada temporada. También puedes sustituir la almendra laminada por pistachos semitriturados.


Una opción: si deseas ahorrar tiempo, puedes preparar una tarta clásica. Extiende el hojaldre y forra la base y las paredes de un molde redondo desmontable. Pincha el hojaldre con un tenedor y pon unos pesitos encima -pueden ser garbanzos o alubias-. Cuece en el horno de 15 a 20 minutos, hasta que se haga y deja que se temple. Retira los pesitos del hojaldre y extiende por encima la crema pastelera; reparte los albaricoques partidos por la mitad por toda  la superficie, casi pegados unos a otros, con la parte abombada hacia arriba. Vuelve a meter en el horno y cuece unos 20 minutos. Saca la tarta, deja que se enfríe sobre una rejilla y pinta con el glaseado. Deja enfriar totalmente y reserva en la nevera hasta el momento de servir. Si  preparas la tarta con melocotones, córtalos en láminas y colócalos sobre la crema formando una flor, como hacemos en la tarta tradicional de manzana, para cuidar la presentación.


Foto: Fernando Ramajo.

Continúa leyendo nuestras recetas...