Qué debes saber si vas a empeñar o vender una joya

Empeñar o vender dependerá del dinero que quieras obtener y del cariño que le tengas a la pieza, porque con el empeño siempre puedes recuperarla.

Empeñar o vender dependerá del dinero que quieras obtener (normalmente se gana más con la venta) y del cariño que le tengas a la pieza, porque con el empeño siempre puedes recuperarla. En ambas obtendrás un crédito rápido, sin preguntas ni necesidad de avales. Pero, especialmente en un local de compraventa de oro, ten cuidado y conoce tus derechos. Según una inspección realizada en Madrid a finales de 2014 por la Dirección General de Consumo, el 90 % de los 19 locales de compraventa de oro visitados cometía alguna irregularidad.

 

Qué debes exigir

 

Que se te informe de cuánto se paga en ese establecimiento por gramo de oro: aunque puedan fijar el precio que quieran, porque es un mercado libre, no anunciarlo con antelación significa que podrían estar cobrando un precio distinto a cada cliente.

 

Que te pidan el DNI: “Los locales legales deben estar registrados en la Subdelegación de Gobierno de la Comunidad Autónoma”, dice Alegría Cuevas, abogada de Le Morne Brabant; y entregan a la Policía un documento con tus datos junto a una fotografía y la información de la pieza, “para asegurarse de que no son piezas robadas”, explica. Durante 15 días tu pieza puede ser investigada y requisada.

 

“Además, tienes derecho a que se te informe por escrito de las condiciones precontractuales, para decidir después si te interesa”, dice la abogada. Y, por supuesto, han de entregarte una copia del contrato con la información general por delante (intereses, condiciones de amortización) y la particular en el reverso ("La pieza debe estar minuciosamente descrita, con todos sus detalles”, advierte Santiago Gil de la Rosa, director del Monte de Piedad de Madrid.

 

¡Que no te engañen!

 

• “Nunca te quedes con la primera opción”, recomienda Cuevas. Consulta en varios establecimientos y estudia atentamente las condiciones que te ofrecen.

 

Sal de casa conociendo el precio del oro. La OCU pone a tu disposición una calculadora online para que sepas cuánto puede valer tu pieza según sus quilates (grabados en ella encontrarás cuántos tiene: 999 es oro puro, 24 kt; 750 son 18 kt (lo más habitual); 585, 14 kt, y 375, 9 kt). De esa cantidad aún faltará descontar un 15 o un 20 %, informa la OCU, que es el margen que se quedará el vendedor.

 

Pesa la pieza en casa con una báscula digital de cocina y asegúrate de que te enseñen cuánto marca la del establecimiento.

 

“Intenta que valoren tu joya en su conjunto, no solo por su peso sino por su diseño o engarzado, si tiene alguna piedra o diamante...”, aconseja Gil de la Rosa. Lo habitual es que solo valga "su peso en oro", porque el fin es fundirlas; pero en una subasta esas peculiaridades sí tienen valor.

 ¿Casa de empeño o Monte de Piedad?

 

Según explica Santiago Gil de la Rosa, director del Monte de Piedad de Madrid (de los más antiguos del mundo), en éstos, “todos los tasadores son expertos gemólogos y los intereses son los más bajos del mercado”. En éste, varía de un 5 a un 8,25 % anual (en los otros suele prestarse por meses, pudiendo llegar a un interés del 15 % mensual). Por un préstamo de 300 €, al 5 % anual, pagarías al año 322,37 €. Además, se presta el 80 % del valor de la joya. En el caso de que no se pague el crédito, la prenda va a subasta. Sin embargo, si se vende por un valor superior, un Monte de Piedad devolvería la diferencia al cliente.

Continúa leyendo