Vídeo de la semana

Así debe ser la lista de la compra de una persona soltera

Aunque es una aspiración de miles de personas, ser soltero tiene también sus complicaciones, y esta es una de ellas.

Pexels
Pexels

Año tras año el 11 de noviembre es una fecha marcada en cada vez más agendas de personas solteras porque es cuando se celebra el día de dicha condición que pocas personas, sobre todo las que no lo son, se han parado a pensar lo mucho que complica mantener una rutina saludable en la cocina.

Desde que en 1993 se estrenara esta festividad en la universidad china de Nankin, el Día del Soltero ha ido creciendo en popularidad, primero en el ambiente universitario del país asiático y después también en occidente gracias, en buena medida, a que es un reclamo muy efectivo de marketing para aumentar las ventas. 

No todo es bueno de ser soltero por mucho que miles de personas digan que desean serlo. Uno de sus handicaps tiene que ver con la gastronomía. En primer lugar, porque no siempre hay alguien con el que compartir una buena mesa y, segundo, porque la tentación de caer en la pereza de no cocinar es muchísimo mayor que cuando hay más personas en casa. 

Cocinar para varios tiene más atractivo que hacerlo para uno solo, y no hablemos ya del momento de sentarse en la mesa. Salvo excepciones, a casi nadie le gusta comer o cenar solo y ser soltero y estar independizado hace que esto ocurra a menudo. Además, ni siquiera es fácil hacer la compra siendo soltero porque casi todo está pensado para familias más grandes. Así que, al final, por mucho que las buenas intenciones existan, es fácil picar en recursos como el del bocadillo, la comida a domicilio o la comida precocinada.

Te animamos a que no sea así. Y lo hacemos con unos tips sencillos para que hacer la compra ya no sea un problema siendo soltero. Son cuatro los consejos esenciales que todo soltero debe conocer para ser lo más eficiente posible a la hora de hacer la compra

Alimentos al peso

Tienes que comprar alimentos frescos por unidades, siempre al peso. Que no te dé vergüenza acudir a la frutería y pedir dos plátanos, una manzana, dos kiwis, una cebolla y 3 zanahorias, por ejemplo. Pide solo lo que vayas a consumir con seguridad en los próximos días porque de lo contrario tu cocina será el ejemplo contrario a lo que debe ser un espacio sostenible.

Alimentos de larga conservación

Lo que sí puedes comprar con cierto margen y en compras más grandes son los alimentos de larga conservación: pastas, arroces, cereales, aceite, sal, especias en bote, harina, vinagre, legumbres, etcétera. Siempre que sea posible, como en el caso de las legumbres, es recomendable adquirirlas a granel porque el paso del tiempo deteriora el producto, pero no hay mayor problema en comprarlas empaquetadas porque son productos que aguantan mucho tiempo en condiciones óptimas. 

Conocer productos alternativos a los de menor conservación

En caso de que vayas a comprar pan, por ejemplo, si no puedes adquirirlo en porciones individuales (se pueden congelar las que no te tomes ese día), es interesante conocer productos alternativos de mayor conservación que además son saludables. Es el caso de las tostas o panes de centeno que cada vez se comercializan en más supermercados. Con la fruta, por ejemplo, puedes optar por tener siempre en el congelador una bolsa congelada y utilizarla en meriendas y desayunos, por ejemplo. 

Latas de conserva, gran recurso

Las latas de conserva son un recurso esencial en cualquier despensa, pero más si cabe en la de una persona soltera porque con una lata puede tener apañada cualquier comida del día. Botes de legumbres, maíz, sardinas, atún, verduras e incluso alguna crema lista para comer que esté hecha solo con ingredientes saludables son opciones que no deben faltar en casa de una persona soltera. 

Recuerda, además, que el mejor truco para cocinar si vives solo es hacerlo como si fueran a comer contigo más personas y congelar en raciones individuales. De esta forma no te aburrirás de comer toda la semana lo mismo y siempre tendrás recursos a mano en el congelador. Y no te olvides de la planificación, aspecto esencial en la organización de familias con niños que no deja de ser efectiva y provechosa cuando se está soltero. 

Continúa leyendo