Vídeo de la semana

Umeboshi: la ciruela japonesa famosa por sus supuestas propiedades medicinales

De sabor muy potente, es habitual encontrarlo en herbolarios; te contamos qué es y por qué se vende en dichos establecimientos.

iStock
iStock

De Japón hay muchas cosas que apenas conocemos. Ni siquiera la globalización, con boom de sushi incluido, ha hecho que conozcamos de forma mayoritaria sus “secretos”. Es más, en parte este fenómeno ha hecho que no sigamos profundizando en una cultura apasionante en todos los aspectos, también la gastronómica. 

Uno de esos secretos poco compartidos fuera del país nipón es el umeboshi, un alimento elaborado a partir del ume, que es “un albaricoque japonés también conocido como ciruela japonesa”, tal y como explican Berta Bonet y Jesús Bardolet, autores del libro Qué comer en Japón hay vida más allá del sushi, en su blog especializado en Japón muyjapones.com. Hay quien la conoce también como ciruela china. En cualquier caso, de aspecto está a medio camino entre estas dos frutas. Todas nacen de árboles del subgénero Prunus; el ume, en concreto, del Prunus mume, que es más cercano al albaricoquero o Prunus armeniaca, su nombre científico.  

¿Cómo se hace el umeboshi?

Cuentan los dos expertos en gastronomía nipona que el umeboshi se consigue a partir de encurtir el ume “con la técnica shiozuke (salmuera) macerando durante semanas en sal y akajiso, que es la hoja de shiso de color rojo”. Antes de llegar a este punto, el ume, que se recolecta en junio, se deja secar durante el día y la noche al aire libre hasta que reducen su tamaño y se arrugan. “Entonces se colocan en barriles, se cubren de sal, se coloca un peso encima y se dejan fermentar durante dos semanas”, añade el equipo del blog Muy Japonés. 

La compañía alimentaria Helios añade al respecto que “Con la acción de la sal se van curando y desprendiendo el jugo, que queda al fondo del barril” durante estas semanas de fermentación. Después de las dos primeras semanas, “se añade el akajiso y se deja fermentando otras semanas, un tiempo que es lo que le dará al ume su característico color rojizo”, indican los creadores de Muy Japonés. “Pasado este tiempo se sacan del recipiente y se dejan secar al sol durante varios días, para volver a introducirlas y dejarlas fermentar una semana más”, añaden. El último paso es colocar las frutas en un recipiente hermético donde se pueden conservar incluso años. También se venden en puré.

Gracias a este proceso, las ciruelas mantienen todas sus propiedades. Es más, las ciruelas umeboshi contienen el doble de proteínas, minerales y grasas, así como calcio, hierro y fósforo”, apuntan desde Helios. Además del umeboshi, también se obtiene un vinagre llamado umezu que se utiliza habitualmente para encurtir otros alimentos o aderezar platos.

¿Cómo se come y por qué se vende en herbolarios?

El ume tiene un sabor ácido y salado, y según cuenta el equipo de Muy Japonés se come habitualmente con “arroz blanco o verduras y se utiliza como relleno de los onigiri y en otras preparaciones como sopas, salsas e infusiones y también en las cajas de bento”. 

Estas últimas, dicho de una manera muy simplificada, son el “pack lunch” inglés en versión japonesa, donde está muy extendida la costumbre de tomar el almuerzo en cajas de bambú o de otros materiales compartimentadas para poder incorporar distintos alimentos y preparaciones. Los onigiri, por su parte, son bolas de arroz rellenas con distintos ingredientes, entre los cuales puede estar el ume.

Otra forma de comer umeboshi en Japón, señalan Berta Bonet y Jesús Bardolet, es “añadirlo a una taza con agua caliente o con té Bancha o Kukicha durante 5 minutos y después beber el té y comerse la ciruela”. 

Por otro lado, en el país nipón se considera al umeboshi un alimento medicinal, por lo que se le atribuyen propiedades beneficiosas para la salud, de ahí que se pueda encontrar en herbolarios. 

Según explica desde Helios, el umeboshi “Por sus propiedades alcalinas, nos ayuda a neutralizar la acidez de las comidas, especialmente de aquellas pesadas, azúcares, harinas y fritos”, de ahí que haya quien recomienda tomar una de estas ciruelas japonesas después de las comidas para evitar consecuencias de estas como el reflujo o el ardor de estómago. 

Desde el blog muyjaponés.com, sus creadores apuntan que la medicina tradicional japonesa también atribuye al umeboshi beneficios como remedio para náuseas, vómitos, cefaleas, tos y la fiebre, y también efectos desintoxicantes y antioxidantes, además de ser muy remineralizante, entre otros aspectos. Desde Helios añaden también algunos supuestos beneficios más a la lista; entre ellos, su efecto antioxidante que previene el envejecimiento de la piel, su capacidad para combatir problemas de halitosis y para prevenir la fatiga y el cansancio.

En todo caso, es conveniente dejar claro que todas propiedades y capacidades del umeboshi no están demostradas científicas, sino que son las razones por las que es tan preciado como alimento medicinal en la cultura tradicional japonesa y por lo que se ha exportado así a otros países, entre ellos España.

Rubén García

Rubén García

Durante años me dediqué a la comunicación deportiva, pero me di cuenta a tiempo de que en mi otra gran pasión, la gastronomía, no era tan alto el riesgo de sufrir esguinces de tobillo. Ser "entrenador personal" del paladar es mucho más placentero. Yo me lo guiso, yo me lo como, y de paso lo comparto, porque las comidas inolvidables son las que se disfrutan en buena compañía.

Continúa leyendo