La manera más fácil de separar la yema de la clara en un huevo

Repasamos todos los métodos que existen para conseguirlo, incluido uno que te va a parecer magia.

Viendo alguno de los innumerables programas de cocina que han invadido la televisión en la última década se aprenden muchos trucos que luego se pueden aplicar en cada. Por ejemplo, habrás visto cómo la mayoría de cocineros separan la yema de la clara del huevo, un paso muy habitual en recetas dulces, por ejemplo.

Este método tradicional consiste en cascar un huevo por la mitad e ir pasando la yema entre mitades mientras la clara va cayendo a un recipiente que tenemos justo debajo. Es un método efectivo pero que requiere pulso y maña. Sobre todo, cierta práctica. 

Hay quien este mismo método lo lleva a cabo con las manos, que deberían estar bien limpias para hacerlo (siempre deben estarlo al cocinar). Otras personas prefieren comprar en la tienda de turno uno de esos utensilios específicos para la cocina que tanto han proliferado últimamente: sí, existen los separadores de yemas.

En realidad, los ha habido durante toda la vida pero no era tan fácil encontrarlos como ahora. Son una especie de colador donde al verter el huevo la yema queda atrapada y la clara se escurre hacia abajo. Lógicamente, debes colocar un recipiente debajo para recoger esta parte del huevo. 

Con espumadera, botella de plástico o pescando

Dos formas para separar yema y clara distintas requieren de una cuchara sopera y una botella de plástico respectivamente. El de la cuchara es un método parecido al juego de pescar patos en la feria: en vez de animalitos de goma, debes coger las yemas de un recipiente, y en vez de caña de pescar, utilizas una cuchara. No parece el más cómodo ni rápido de todos, honestamente. Por su parte, el de la botella de plástico es el método que más viral se ha hecho en la era de las redes sociales: consiste en colocar una botella vacía bocabajo, con la boquilla tocando la yema del huevo. Al apretar la botella y soltar de golpe, está absorbe la yema, separándola de la clara. 

Menos conocido es el método de la espumadera para fritos y un colador de malla. Con cualquiera que no tenga agujeros de 2 cm se puede hacer porque se escurrirán las claras quedando en el colador las yemas. 

El método más sencillo

Todos estos trucos o métodos son válidos, es cuestión de encontrar el que te resulte más cómodo y rápido. Y también son más o menos populares. En cambio, hemos visto en las redes el método más sorprendente de todos, Y, al menos para nosotros, muy desconocido. 

Es un consejo de @dulcementenadia, que se ha hecho popular en Instagram por compartir este tipo de tips de cocina. Consiste en frotar un diente de ajo pelado con los dos dedos involucrados en el movimiento de pinza de la mano e inmediatamente después utilizar ambos para “pescar” la yema de un recipiente donde previamente hayas cascado el huevo.

Parece increíble que funciones, es “magia”, como la propia Nadia dice en su vídeo ilustrativo, ¡pero funciona! Solo tienes que probarlo en casa y verás como no es, ni mucho menos, uno de esos vídeos dale que circulan por la red. 

También te puede interesar:
Rubén García

Rubén García

Durante años me dediqué a la comunicación deportiva, pero me di cuenta a tiempo de que en mi otra gran pasión, la gastronomía, no era tan alto el riesgo de sufrir esguinces de tobillo. Ser "entrenador personal" del paladar es mucho más placentero. Yo me lo guiso, yo me lo como, y de paso lo comparto, porque las comidas inolvidables son las que se disfrutan en buena compañía.

Continúa leyendo