Crema de remolacha con huevos de codorniz

Una crema original y deliciosa que acompañamos con huevos de codorniz. ¡Esta receta te va a enamorar!

También te puede interesar:
Tiempo de preparación: 30 minutos
Económica
3 comensales
Tipo de receta: Verduras
Light
Sin gluten

Ingredientes:

  • 3 remolachas cocidas
  • 1/2 sobre de gelatina en polvo al Madeira
  • el zumo de 1/2 limón
  • 1 cucharadita de salsa Perrins
  • 1/2 litro de caldo de ave
  • 4 huevos de codorniz
  • 4 cucharadas de nata
  • sal
  • pimienta
  • cebollino.

Elaboración:

  1. Calentar el caldo de ave en un cazo y disolver la gelatina.
  2. Dejar enfriar a temperatura ambiente.
  3. Pelar las remolachas cocidas.
  4. Trocearlas y pasar por la túrmix junto con el zumo de limón y el caldo con la gelatina.
  5. Sazonar con salsa Perrins.
  6. Reservar en la nevera hasta que se enfríe.
  7. Mientras, escalfar los huevos de codorniz.
  8. Forrar una taza pequeña con film transparente.
  9. Cascar dentro un huevo de codorniz y cerrar los bordes del film ajustándolo con una cuerda de forma que el huevo quede sellado dentro.
  10. Repetir la operación cuatro veces e introducir los paquetitos en agua hirviendo.
  11. Cocer durante unos minutos, hasta que la clara quede cuajada.
  12. Pasar las bolsas por debajo del chorro de agua fría, abrirlas y sacar los huevos, reservándolos sobre un plato.
  13. En el momento de servir, repartir la sopa de remolacha en cuatro cuencos y colocar un huevo de codorniz en el centro de cada uno.
  14. Verter alrededor unas cucharaditas de nata y espolvorear por encima de los huevos un poco de cebollino picado.

Propiedades nutricionales de esta crema:

La remolacha es uno de esos ingredientes que deberían de estar incluidos en la dieta habitual. Tiene increíbles propiedades nutricionales: es rica en potasio, carotenos, folatos y vitaminas B1, B2, B3 y B6.

Su concentración en carotenos ayuda a cuidar la salud de tu vista y de tus ojos. Además, su consumo contribuye a prevenir la hipertensión y la retención de líquidos en el cuerpo, lo que ayuda a eliminar fácilmente las toxinas y los desechos que produce el cuerpo.

El consumo de una remolacha te aporta solo 31 calorías, además de 1,5 gramos de proteínas, 8,5 gramos de carbohidratos, 1,5 gramos de fibra, 259 miligramos de potasio y 35 miligramos de fósforo.

Los huevos de codorniz ayudan a equilibrar el colesterol, ya que contienen colesterol HDL (colesterol bueno) que compensa los efectos del colesterol LDL (colesterol malo). De la misma forma, su contenido en potasio ayudará a reducir la presión arterial y a facilitar la circulación de tu cuerpo. 

En el mercado...

Cuando vayas a comprar remolacha, fíjate en que las remolachas sean redondas y firmes. Especialmente asegúrate de que tienen un color rojo intenso. Las que tienen forma más alargada tienen un sabor más fuerte y una textura menos agradable. Puedes conservarlas en una bolsa de plástico en la nevera durante al menos tres días.

Consejos para que la crema te quede perfecta:

Como siempre recomendamos, es preferible que el caldo que añadas, en este caso caldo de ave, sea casero. De esta forma te aseguras que tenga un sabor más intenso y evitarás ingredientes poco saludables.

Preparar esta crema es facilísimo, si tienes buenos ingredientes básicos, te quedará de vicio. 

Para que los huevos de codorniz queden perfectos, es muy importante no pasarte de cocción -al ser tan pequeños en muy pocos minutos estarán listos- y hacer muy bien el atillo para que no les entre agua durante el proceso. 

Si no encuentras gelatina al Madeira, utiliza gelatina neutra en polvo, sin ningún problema.

Prueba esta crema y nos cuentas, ¡te va a encantar!

Continúa leyendo nuestras recetas...