Sopa de melón con jamón

Si te gusta el melón, no te pierdas esta sopa con jamón refrescante y rápida de hacer.

También te puede interesar:
Tiempo de preparación: 15 minutos
Económica
3 comensales
Tipo de receta: Fruta
Light

Ingredientes:

  • 2 melones Galia
  • 1 limón
  • 6 cucharadas de vino moscatel
  • unas hojitas de menta
  • 1 bolsa de colines finos
  • 100 g de paleta de ibérico.

Elaboración:

  1. Cortar los melones por la mitad, eliminar las semillas y retirar la carne con una cuchara.
  2. Reservar unas cucharadas de pulpa de melón para decorar.
  3. Ponerla en una batidora con el zumo del limón y el moscatel rojo.
  4. Triturar hasta obtener una crema.
  5. Reservar en la nevera durante 3 o 4 horas.
  6. Envolver cada palito de pan con una lonchita fina de jamón ibérico.
  7. Servir la crema muy fría con los trocitos reservados de la pulpa de melón en el centro del plato.
  8. Decorar con unas hojitas de menta o albahaca.
  9. Acompañar con los palitos envueltos en jamón.

Consejos para que tu sopa quede perfecta:

El melón es una de las frutas favoritas del verano. No solo por su poder para refrescar cualquier comida, sino por su rico y característico sabor. El melón con jamón está bueno pero puedes apostar por nuevas recetas en las que incluirlo como esta sopa.

El melón, ingrediente principal de este plato tiene un poder diurético muy importante. Te ayudará a eliminar toxinas y a neutralizar la acidez. Además, es perfecto si quieres hidratarte, ya que esta fruta tiene un 90 % de agua

Nuestro ingrediente estrella está cargado de vitaminas, como la A y la E, que te ayudarán a controlar la sequedad de la piel y a prevenir enfermedades cardiovasculares.

Para elegir el melón perfecto, fíjate en que no tenga muchas manchas, ni cortes ni golpes. El olor dulce es un buen indicativo de que está en su punto para ser consumido. Además, selecciona el melón más pesado, eso te indicará que su piel es gruesa y por lo tanto que tiene muy buen sabor.

Si ya lo tienes en casa y está en su punto, evita que siga madurando metiéndolo en la nevera y cubriéndolo con un papel film.

La variedad de melón Galia, tiene un sabor especialmente dulce, perfecto para combinar con alimentos salados y para preparar este tipo de sopas y cremas frías. Además, su carne es muy jugosa en comparación con el resto de variedades.

Esta receta se caracteriza se prepara con muy pocos ingredientes que soy muy fáciles de encontrar en cuaquier supermercado. Si quieres darle un toque diferente, puedes sustituir el zumo de limón por zumo de lima. De la misma manera, si quieres prescindir de la paleta ibérica pero quieres darle un toque crujiente a tu sopa añádele picatostes.

Como en todas las cremas frías, la temperatura es primordial para saborear todos los ingredientes. Asegúrate de que esté bien fría a la hora de servirla.

¿Y si le añadimos un crujiente de jamón?

Otra opción para presentar esta crema es preparar un crujiente de jamón con las lonchas de jamón o paleta ibérica. 

Para ello solo tienes que colocar la loncha de jamón entre dos papeles de horno, colocarla entre dos platos y cocinar al microondas a intervalos de 30 - 40 segundos hasta que veas que está seca. Cuando se haya deshidratado (verás que está dura), trocéala y espolvorea un poco de tu crujiente de jamón sobre la crema. ¡Una delicia!

Continúa leyendo nuestras recetas...