Cómo hacer crema agria

Comúnmente añadida a las patatas al horno asada, también es una opción ideal para elaborar salsas.

Es muy posible que ya hayas probado la crema agria en algún que otro momento. De hecho, si en alguna ocasión has comido en un restaurante americano muy popular, y te has pedido sus famosas costillas acompañadas con patata asada, la crema agria es la que encuentras en el interior o encima de la patata.

Hoy en día, la crema agria ha llegado a convertirse en una opción básica en infinidad de elaboraciones. Es ideal para elaborar salsas rápidas, espesar salsas y, como no podría ser menos, para cubrir exquisitas papas al horno. Y es que el resultado es único, a la par que existo.

De hecho, al igual que el yogur, la crema agria también puede ser usado para templar y proporcionar sabor a los productos horneados. Pero, ¿sabes qué es realmente? Lo cierto es que, a pesar de su popularidad, muchos no tienen ni idea de cómo se hace, o con qué ingredientes se elabora.

Consiste básicamente en una salsa de color blanco brillante, ligeramente espesa, que se elabora a partir de leche fermentada, además de sal y otros ingredientes típicos. En resumidas cuentas, se trata de nata que ha fermentado mediante la inclusión de bacterias productoras de ácido láctico.

Así, cuando las bacterias productoras de ácido láctico se añaden a la crema, producen una sustancia espesa y ligeramente ácida. Efectivamente, el producto final es lo que conocemos como crema agria.

Aunque podamos pensar que la elaboración es complicada, en realidad es bastante sencilla. Solo necesitas unos pocos ingredientes y seguir los pasos necesarios para poder hacerla.

Receta de crema agria

Receta de crema agria
Foto: Istock

Ingredientes:

  • 300 ml de crema doble (nata doble)
  • 60 ml de yogur griego natural
  • 2 cucharadas de vinagre de vino blanco

Ingredientes para servir:

  • ½ cucharada de cebollino finamente picado
  • ½ cucharadita de sal marina

Elaboración:

Comenzamos vertiendo la nata, el vinagre de vino blanco y el yogur en un tarro de cristal previamente esterilizado. Luego, lo cerramos y lo agitamos muy bien. Seguidamente, retiramos la tapa y colocamos un cuadrado de papel de cocina limpio justo encima del frasco, antes de proceder a sellarlo con una banda elástica o un hilo de cocina.

Dejamos la crema agria en reposo durante toda la noche, en un lugar fresco. 

Al día siguiente deberíamos comenzar a observar una mezcla espesa que podría cogerse fácilmente con una cuchara.

Al momento de servir, simplemente debes combinar con el cebollino tras haberlo picado finamente, e incorporar un poco de sal por encima.

¿Cómo conservarla?

Lo cierto es que, mantenida dentro del recipiente donde la hemos elaborado, se mantendrá perfectamente en la nevera hasta un máximo de dos días.

Receta de crema agria con leche

Receta de crema agria con leche
Foto: Istock

Ingredientes:

Elaboración:

En un recipiente, procedemos a combinar la leche con el vinagre, dejando actuar durante 10 minutos. Luego, añadimos la crema doble en la cantidad indicada.

Una vez hecho esto, cerramos el recipiente y lo dejamos reposar a temperatura ambiente durante un máximo de 24 horas.

¡Listo! Se conservará muy bien durante un máximo de entre 2 a 5 días, siempre y cuando la conserves en la nevera.

¿Con qué podemos usar la crema agria?

Lo cierto es que la crema agria no solo es una opción ideal para acompañar las patatas asadas al horno o cualquier otro plato salado. ¿Sabías que también es posible incorporarla a tus recetas de panes, pasteles y muffins?

Además, también es posible utilizarla como ingrediente base en salsas calientes y frías, hamburguesas y sándwiches, en salsas a base de tomate, para la elaboración de una mayonesa diferente, o incluso para las sopas.

Christian Pérez

Christian Pérez

Creador de contenidos especializado en nutrición, lifestyle y salud. Y lo más importante: Papá de 2 niñas.

Continúa leyendo