Salsa brava: trucos para triunfar con tus patatas

La salsa brava es un infalible para cualquier picoteo casual y es un must para todos aquellos amantes de los sabores ligeramente picantes. Te damos todos los trucos para que te quede de ensueño.

No hay una buena cervecita sin su correspondiente tapa, y mucho mejor si esta son unas buenas patatas bravas (o cualquier otro alimento que vaya acompañado de esta salsa). Resulta que es una salsa (y concepto como tal) muy típica de Madrid y que combina a la perfección con muchos alimentos, y que adorarás si eres fan de los sabores spicy.

Así que olvídate de seguir comprando la salsa brava de bote y anímate a prepararla tú misma en casa. Se trata de una opción más healthy y además y como suele decirse, lo hecho en casa sabe mucho mejor. Te damos algunos trucos e ideas para que la salsa brava te quede escándalo. Toma nota, ¡que empezamos!

Trucos para preparar la salsa brava

La salsa brava es un infalible y desde luego, saber hacerla es un puntazo para evitar tener que comprar salsas comerciales, que además son muy poco saludables. Ahora bien, probablemente hayas probado alguna vez alguna salsa brava que no lo parecía. Bien, pues existen algunos truquitos que podrá ayudarte a la hora de preparar tu salsa estrella, y son:

  • Si vas justa de tiempo y no puedes elaborar la salsa, agrega algunos elementos picantes a una salsa de tomate (casera mucho mejor). Así podrás salir del paso rápidamente y sin problemas.
  • Hazlo a lo grande: una buena receta de salsa brava puede parecerte más laboriosa de lo que creías, así que ya que te pones manos a la obra (o a la salsa, en este caso), mejor preparar una cantidad generosa de salsa (mejor pasarse que quedarse corta, como se suele decir). Así podrás congelar la que no utilices y reservarla para próximas veces.
  • El tomate es la base de la receta, así que lánzate a probar diversas variedades o incluso mézclalas entre ellas. Puedes hacer lo mismo con las cebollas, aunque las cebollas secas siempre son las más indicadas para freír. El pimiento es otro de los ingredientes básicos, y puedes elegir ñoras (un pimiento seco tradicionalmente utilizado en Cataluña y Murcia) si deseas obtener un resultado algo más especial. 
  • Y hablando de ingredientes... Selecciona siempre productos frescos y de calidad, ya que todos estos aspectos se reflejarán en la salsa.
  • Ten paciencia: dedícale algo de tiempo y deja que todos los ingredientes se cocinen a fuego lento incluso durante varias horas. 
  • ¡Ojo a las patatas! Aunque puedes utilizar esta salsa para muchas más cosas además de acompañar a las patatas bravas, si recreas esta receta tendrás que tener una dedicación especial con ellas, ya que deben quedar crujientes por fuera y blanditas por dentro. Aquí te enseñamos a hacer unas patatas bravas de ensueño.

¿Para qué puedo utilizar la salsa brava?

Como comentábamos más arriba, las patatas bravas son un plato esencial en la gastronomía española y la cultura del tapeo, pero esta salsa es tan versátil que podrás emplearla para otras recetas. Dale una oportunidad para acompañar mejillones, platos de pasta (o incluso ñoquis), pollo (cualquier corte quedará delicioso servido junto a esta salsa)... ¡Incluso puedes darle una vuelta a la tradicional receta de patatas! En lugar de hacerlas 'bravas', prepáralas al horno y rellenas. También puedes prepararlas tipo chips (pero en versión casera, claro) para conseguir un aspecto diferente. Después añade un poco de salsa brava sobre ellas... ¡Y de 10! 

 

 

 

leonor nieto garcia

Leonor Nieto García

¿El mejor plan? Salir de cañitas y pinchos. Periodista y Community Manager amante del buen comer, de compartir plato y experiencias y brindar con alegría por las cosas buenas.

Continúa leyendo