Tableta de granola casera

Una nueva variedad de este snack casero que es lo más versátil que puedes tener a mano en tu cocina.

Ingredientes:

Barritas de granola
iStock
  • 120 ml de jarabe de arce, miel o la mitad de cada uno
  • 75 gramos de azúcar moreno
  • 60 ml de agua
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • Cuarto de cucharadita de sal fina
  • Cucharadita y media de canela molida
  • 300 gramos de copos de avena
  • 175 gramos de almendras picadas
  • 60 gramos de coco rallado sin azúcar
  • 80 gramos de semillas de lino o chía, enteras o molidas
  • 35 gramos de semillas de sésamo
  • 60 gramos de harina de almendras o avellanas
  • 80 ml de aceite de oliva virgen, vegetal o de coco, o mantequilla derretida
  • 1 clara de huevo grande
Tiempo de preparación: 15 minutos
Tiempo de cocción: 45 minutos
6 comensales
Tipo de receta: Cereales

Elaboración:

  1. Combina el jarabe de arce, el azúcar, el agua, el extracto de vainilla y la sal en una cacerola pequeña y deja hervir mientras revuelves para que los ingredientes granulados se disuelvan sin quemarse.
  2. Retira del fuego cuando todo esté mezclado y disuelto. Deja que enfríe hasta que quede tibio.
  3. Al mismo tiempo, combina la canela (es opcional), la avena, las almendras, el coco, las semillas al gusto, u la harina de almendras o avellanas en un bol grande.
  4. Calienta el horno a 160-170 grados y cubre una bandeja grande plana con ligero borde con papel de horno.
  5. Cuando la mezcla líquida está a temperatura ambiente, agrega el aceite de oliva, que lo enfriará más. Mezcla de nuevo.
  6. Añade a continuación la clara de huevo una vez batida hasta presentar un aspecto espumoso y mezcla.
  7. Vierte todo sobre los ingredientes secos y de nuevo mezcla todo bien.
  8. Extiende la mezcla de manera uniforme sobre la bandeja para hornear previamente preparada.
  9. Presiona con firmeza para que se compacte incluso antes de hornear. Lo puedes hacer con otra bandeja de horno del mismo tamaño para que quede uniforme.
  10. Hornea de 40 a 50 minutos, hasta que la granola se dore. Es recomendable girar cada 15 minutos la bandeja de posición para que dore todo más o menos igual.
  11. Deja que se enfríe a temperatura ambiente y quede crujiente, como una tableta.
  12. Si la superficie estuviera pegajosa al tacto una vez enfriado es que necesita otro golpe de horno, unos diez minutos más aproximadamente. Eso sí, no dejes que se oscurezca demasiado, que no se queme por haberla metido de nuevo al horno.
  13. Una vez completamente fría la tableta de granola, rómpela de forma casera, “rústica”, en varias porciones al gusto. Se puede guardar en un recipiente hermético a temperatura ambiente durante dos semanas aproximadamente. En la nevera aguanta alguna semana más e incluso alrededor de un mes. 

Como todas las recetas de granola casera, hay muchas variantes con las que se puede adaptar la receta al gusto personal. Cualquier fruto seco, incluso alguna fruta seca como la pasa se puede añadir. También chips de chocolate o semillas de todo tipo. 

También te puede interesar:

Continúa leyendo nuestras recetas...