Helado de tiramisú

Un clásico de los postres italianos, su sabor y su textura ha hecho que el tiramisú se gane un hueco en nuestra gastronomía.

También te puede interesar:
Tiempo de preparación: 75 minutos
Económica
4 comensales
Tipo de receta: Queso
Vegetarianos

Ingredientes:

  • 130 g de azúcar
  • 1 paquete de azúcar avainillado
  • 200 ml de café fuerte
  • 250 g de mascarpone (con un 80 % de grasa)
  • 200 g de crema fresca o nata  de montar (con al menos un 30 % de grasa)
  • 100 g de bizcochos duros.
  • 30 ml de amaretto
  • 1 cucharada de cacao en polvo.

Elaboración:

  1. En un cazo poner a hervir el azúcar, el azúcar avainillado y el café.
  2. Remover con frecuencia para evitar que se queme y se pegue.
  3. Una vez haya hervido, se retira del fuego y se deja enfriar.
  4. Mezclar el queso mascarpone y la crema fresca (o nata para montar).
  5. Trocear los bizcochos duros.
  6. Añadir la mitad de la mezcla de café y azúcar al queso mascarpone.
  7. Remover hasta que quede una mezcla completamente homogénea.
  8. Añadir los 150 ml restantes de la mezcla a los bizcochos.
  9. Incluir el amaretto a la mezcla junto con la nata y el queso. Mezclar todo bien.
  10. Colocar la crema en una heladera y dejar que manteque.
  11. Congelar durante 90 minutos como mínimo.
  12. Por último servir con los bizcochos troceados y espolvorear el cacao en polvo.

- Receta proporcionada por FoodBoom.

Consejos para preparar helado en casa:

El tiramisú es un postre típico del Norte de Italia, es un postre que se toma frío y se elabora con capas. Tiene dos ingredientes básicos: una crema preparada a base de huevo -montado yemas y azúcar por un lado y claras por otro- y unos bizcochos duros remojados en café.

Su origen se remonta a los años 50 y se sitúa en la región del Véneto. Se utilizaba para alimentar a los viajeros que necesitaban reponer fuerzas y energías. 

Para elaborar un tiramisú de campeonato necesitas contar con ingredientes de calidad y montar muy bien por un lado las yemas con el azúcar y por otro las claras a punto de nieve muy fuerte.

Como verás, al convertir este postre clásico en helado, te evitas lo de montar los ingredientes. Lo que sí debes tener en cuenta es que hay que usar un queso y una nata con buen aporte de materia grasa para que luego quede un helado cremoso.

En caso de no tener amaretto en casa o querer prescindir de él, puedes utilizar licor de café o incluso un café más fuerte, evitando la ingesta innecesaria de alcohol.

Si no tienes heladera, puedes hacer helado casero mantecando el helado manualmente. Es decir, cuando tengas la crema preparada, guárdala en un bol en el congelador y transcurrida una hora y media o cuando empiece a congelar, bátela muy bien con unas varillas (mejor si son eléctricas). Repite esta operación al menos tres veces para que no queden cristales de hielo. Después solo tienes que dejarlo que se congele completamente y tendrás un helado casero absolutamente delicioso.

Recuerda sacar los helados del congelador unos minutos antes de servir (5 como máximo), así no estarán tan congelados y la crema recuperará su cremosidad.

No dejes escapar esta receta, un postre que fascina a la inmensa mayoría. Haz tu propio helado de tiramisú casero y déjate enamorar.

Continúa leyendo nuestras recetas...