Cochinillo caramelizado

El cochinillo, lechón o tostón al horno es uno de los platos típicos de fiesta en nuestro país. Y es que mezcla la textura crujiente y tostada de la piel con una carne muy jugosa. Sin...

También te puede interesar:
Tiempo de preparación: 15 minutos
Tiempo de cocción: 120 minutos
Económica
3 comensales
Tipo de receta: Carnes
Sin gluten

Ingredientes:

-1/2 cochinillo (unos 2,5 kg)
-4 manzanas golden
-150 ml de salsa desoja
-4 cuch. de azúcar moreno
-el zumo de 1 naranja
-50 ml de aceite de oliva
-1 cuch. de salsa Perrins
-sal
-pimienta
-berros.

Elaboración:

Precalentar el horno a 150º durante una hora. Forrar una bandeja de horno con papel de aluminio y poner el cochinillo encima, previamente salpimentado. Si tenemos una fuente grande de barro, mucho mejor.

Mezclar el azúcar moreno con la salsa de soja, la salsa Perrins, el zumo de naranja y el aceite de oliva.

Pinchar la piel y la cabeza del cochinillo con una aguja o tenedor y bañarlo con la mitad de esta preparación (es importante pincharlo para que no se formen bolsas de aire y la piel quede más crujiente).

Subir el horno a 220 ºC y asar el cochinillo durante 2 horas, bañándolo constantemente con el resto de la salsa y los jugos que suelte.

Mientras, lavar las manzanas y descorazonarlas. Cortarlas en rodajas gruesas.

Unos 30 minutos antes de terminar de asar el cochinillo, distribuir las manzanas alrededor del cochinillo y bajar la temperatura a 180 ºC. Sacar del horno.

Partir en cochinillo en 4 raciones y servirlo con los berros y manzanas.

Buenas ideas:

-Si sois más de cuatro y vas a conprar un cochinillo entero, pide en la carnicería que te lo den limpio y abierto por la mitad, desde la cabeza hasta el rabo.

-Sirve el jugo del cochinillo en una salsera para que cada uno se lo ponga en el momento. Si lo sirves junto al cochinillo la piel crujiente que tanto cuesta conseguir se ablandará.

-Si el cochinillo es pequeño no hace falta darle la vuelta, pero si optáis por uno de más de 5 kilos , sí. Hazlo a mitad de horneado y, al final del todo, vuelve a darle la vuelta poniendo la piel hacia arriba para que se tueste bien.

Continúa leyendo nuestras recetas...