Contramuslos de pollo crujientes con salsa barbacoa

El pollo es una de las carnes más saludables que existen, ya que apenas tienen grasas ni calorías. Aprovéchate de sus múltiples beneficios con esta deliciosa receta.

Ingredientes:

  • 8 contramuslos de pollo  
  • 1 cucharada de sésamo
  • 2 cucharadas de miel
  • 50 ml de aceite de sésamo
  • 1 cucharada de soja
  • Pimienta
  • Sal.

Para la salsa barbacoa:

  • 1 cebolla pequeña
  • 1 diente de ajo
  • 125 g de mantequilla
  • 1 cucharada de azúcar moreno
  • 1 cucharada de tabasco
  • 2 cucharadas de salsa Perrins
  • 2 cucharadas de ketchup
  • 200 ml de agua
  • 50 ml de vino tinto
  • Sal

Para la vinagreta:

  • 100 ml de aceite
  • 50 ml de vinagre
  • Pimienta
  • Sal.
Tiempo de preparación: 30 minutos
Tiempo de cocción: 45 minutos
Económica
Tipo de receta: Carnes

Elaboración:

  1. Quitar el hueso a los contramuslos.
  2. Salpimentarlos y sujetarlos con un palillo para que no pierdan su forma.
  3. Mezclar la miel con la salsa de soja, pimienta y sal.
  4. Untar los contramuslos con esta preparación y reservar.
  5. Pelar y picar muy fino la cebolla y el diente de ajo.
  6. En un cazo, calentar la mantequilla, incorporar la cebolla y el ajo; rehogar sin que adquieran color.
  7. Agregar el azúcar, el tabasco, la salsa Perrins, el ketchup, el vino y el agua.
  8. Sazonar con sal; mezclar muy bien y reducir a fuego suave, removiendo de vez en cuando, durante unos 15 minutos.
  9. Poner los contramuslos en una bandeja; cocerlos en el horno precalentado a 200 ºC durante 20 minutos.
  10. Cinco minutos antes de terminar la cocción, rociar con el jugo de la cocción y el sésamo.
  11. En un bol, mezclar el vinagre con pimienta y sal e incorporar el aceite, poco a poco, sin dejar de batir.
  12. Retirar los contramuslos del horno y servirlos con la guarnición de ensalada rociada con la vinagreta y la salsa barbacoa aparte.

¿Qué debes saber sobre los contramuslos crujientes con salsa barbacoa?

¿Sabías que para los asados al horno los pollos jóvenes son los más recomendados? Esto es debido a su carne que es más tierna y jugosa, en el caso de los pollos de más edad tienen más posibilidades de secarse. Las aves mayores van mejor para la elaboración de guisos y estofados, ya que su carne es más fuerte de sabor y su textura es un poco menos tierna por lo que es perfecta para un guiso.

¿Cuáles son las partes del pollo más saludables?

El pollo es uno de los alimentos más completos y versátiles, ya que se comen prácticamente todas sus partes. Puedes cocinarlo asado y entero o por partes. Las alitas son de las partes más demandadas y se suelen cocinar tanto al horno como fritas acompañadas de alguna salsa. La pechuga o los muslos se encuentran en el siguiente peldaño, siendo la primera la parte menos grasa del pollo. Es muy recomendada en dietas hipocalóricas y para personas que tienen problemas intestinales, ya que facilita el proceso digestivo.

La grasa de esta carne se encuentran localiza en la piel, por eso es recomendable retirarla después de ser cocinada. La pechuga suele ser la parte más seca, cocínala a la plancha con un chorrito de aceite de oliva para que quede jugosa. 

Por último, la carcasa del pollo se utiliza para elaborar sopas y caldos. Es ideal tener siempre caldo de pollo casero tanto para preparar sopas como para usar como base en guisos. 

Continúa leyendo nuestras recetas...