Merluza en cama de hinojo y nabo

Te proponemos un plato saludable y repleto de sabor, su mezcla de texturas y matices te sorprenderá. No lo dudes y anímate a preparar esta deliciosa merluza en cama de hinojo y nabo.

Ingredientes:

  • 4 lomos de merluza
  • 1 hinojo
  • 3 nabos
  • 100 ml de aceite
  • Tomillo
  • Pimienta
  • Sal.

Para la salsa de almendras y azafrán:

  • 1 cebolla grande
  • 2 dientes de ajo
  • 50 g de almendras
  • 1 yema de huevo
  • unas hebras de azafrán
  • 50 ml de aceite de oliva
  • 50 ml de vino blanco
  • 100 ml de caldo de verduras
  • Pimienta
  • Sal.
Tiempo de preparación: 60 minutos
Tiempo de cocción: 15 minutos
Económica
4 comensales
Tipo de receta: Pescado
Light

Elaboración:

  1. Cortar los tallos superiores del hinojo, las hojas y la parte dura.
  2. A continuación, retirar las hebras y picar el bulbo en juliana.
  3. Pelar los nabos y cortarlos en rodajas.
  4. Disponerlos en una fuente de horno, salpimentar, rociar con el aceite y cocer en el horno precalentado a 180 ºC de unos 15 a 20 minutos.
  5. Para la elaboración de la salsa, pelar la cebolla y los dientes de ajo.
  6. Calentar el aceite y rehogar la cebolla picada fino y los dientes de ajos enteros.
  7. Retirar los ajos y majarlos con la mitad de las almendras, la yema de huevo, las hebras de azafrán tostado, pimienta y sal.
  8. Incorporar la preparación a la cazuela y agregar el caldo de verduras y el vino. Salpimentar.
  9. Mantener la cocción a fuego suave durante como mínimo cinco minutos.
  10. Pasar la salsa por la batidora y el chino.
  11. Tostar las almendras sobrantes en una sartén sin grasa.
  12. Salpimentar la merluza.
  13. Calentar un poco de aceite y sellar los lomos.
  14. Disponerlos sobre el lecho de verduras y hornear durante unos diez minutos a 180 ºC.
  15. Para finalizar, espolvorear con tomillo y las almendras tostadas.
  16. Servir con las verduras y la salsa aparte.

Más información sobre la merluza en cama de hinojo y nabo:

La merluza es uno de los pescados mas demandados actualmente, ya que ofrece diversas formas de ser cocinado, es muy saludable y asequible económicamente. ¿Quieres más motivos para incluirla en tu dieta?

Además, es un pescado muy versátil en la cocina y puede cocinarse de mil formas: frita, a la plancha, en guisos, en sopas… una amplia variedad por mucho menos de lo que imaginas.

La merluza es un pescado blanco, es decir que tiene un bajo contenido en grasas. Su aporte calórico también es muy bajo, por 100 gramos solo contiene 65 calorías. Es rico en proteínas de alto valor biológico, las cuales te ayudan a cuidar y mantener el sistema muscular.  

Su carne es muy tierna y sabrosa y su sabor es muy suave y ligero, por lo que suele combinar a la perfección con la mayoría de recetas. Esta suele gustar tanto a grandes como a pequeños, además su ternura y jugosidad la hacen idónea para todos los públicos.

Aunque a veces su ternura hace que no funcione bien en determinadas recetas porque se rompe con facilidad. Para que esto no te pase más, cuando pongas la merluza en la sartén lo primero que debes tener en cuenta es que esta sea antiadherente. Si no es así, prueba a cocinarla con un papel de horno colocado entre la pieza de pescado y la sartén. Así no solo evitarás que se pegue y rompa, sino que tampoco se secará.   

Disfruta de este delicioso pescado y aprovéchate de sus múltiples beneficios y cualidades. No te arrepentirás.

Continúa leyendo nuestras recetas...