Cómo actuar cuando tu hija te presenta a su primer novio

Consejos para fomentar la confianza y guiarle en su primera relación.

 Las primeras relaciones afectivo sexuales de los adolescentes es algo que no solo preocupa a los propios afectados, sino también a sus padres. Hay progenitores que no aceptan fácilmente que sus hijos se han hecho mayores y ya no son “sus pequeños”.

A partir de los 14 años puede entenderse que la mayoría de los adolescentes comenzarán a tener sus primeras parejas, aunque esto depende también de la madurez y la educación que hayan recibido.

Desde la niñez es imprescindible hablar con ellos sin agobiarles, ni juzgarles, para fomentar una relación de confianza que favorezca que nos cuenten lo que les preocupa y qué cambios están experimentando en su vida.

Por ello, si tu hija o hijo te cuenta que ha conocido a alguien especial, no debes hacerle un tercer grado para conocer hasta el último detalle de la vida de esa persona.

Unas sencillas preguntas sobre dónde van a ir o a qué hora van a volver serán suficientes al principio, y poco a poco, en los días posteriores, iremos fomentando que nos den más datos sobre su nuevo amor.

Al ser sus primeras relaciones, es fundamental no minimizar sus sentimientos, ni ridiculizarles. Al contrario, debemos escucharles, comprenderles y aconsejarles sin imponer nada. Hablarles de nuestras experiencias e informarles sobre las precauciones que se han de tener en las relaciones sexuales hará que nuestros hijos afronten estas situaciones de una forma más madura y consciente.

Continúa leyendo