Revista Mía

Cómo cocer el brócoli preservando todas sus propiedades

Cuando cocinamos brócoli muchas veces no sabemos cómo darles la cocción perfecta y nos quedan algo pasadas y poco sabrosas. Te contamos cómo cocinarlo sin perder ninguna de sus propiedades.

El brócoli es una hortaliza con un gran valor nutritivo, pues aporta al organismo vitaminas (vitamina C, B1, B2, B3 y B6) y minerales como el calcio, el potasio, el selenio, el fósforo, el magnesio y el hierro. Para Mireia Carbonell, nutricionista y tecnóloga de los alimentos, “el brócoli se diferencia de otras verduras por contener unos compuestos llamados glucosinolatos y sulforafanos con acciones beneficiosas en la prevención de algunos tipos de cáncer. También posee efectos beneficiosos para el sistema cardiovascular y se le atribuyen propiedades antiinflamatorias y antioxidantes. Además, comer mucho brócoli puede ser bueno para quienes padecen fibromialgia y virus del papiloma humano”.
Sus grandes beneficios para la salud la convierten en un alimento perfecto para cenas y almuerzo. Sin embargo, a menudo ocurre que no siempre logramos la cocción ideal, quedando algo blandos y sobre todo mermando sus propiedades nutricionales.
Pinterest

Pinterest

¿Cómo debemos cocer el brócoli preservando todas sus propiedades?
Para lograr una buena cocción es fundamental tener presente varios factores. En primer lugar, a la hora de seleccionarlo en la compra, debemos comprobar que la pieza tenga un color verde intenso. Si está algo amarilla, habrá perdido todos sus minerales y vitaminas. Además, el brócoli debe presentar una textura dura. Para su conservación, es pertinente que permanezca en la nevera, preferiblemente en los cajones destinados a las verduras. 
Para su preparación, en primera instancia debemos limpiar bien el brócoli en un bol con agua abundante. Un truco para que no se expanda el olor a brócoli por todo nuestro hogar a posteriori durante su cocción según Karlos Arguiñano es añadirle al agua unas gotas de vinagre. Así, lograremos que el olor sea menos intenso y el brócoli quede correctamente limpio. A su vez, es importante que intentemos cortar los ramilletes en tamaños similares para que a la hora de cocerlos se hagan por igual.
Pinterest

Pinterest

A continuación, ponemos una cazuela al fuego con agua y una cucharadita de sal. Dejamos que se caliente hasta que hierva. Una vez esté hirviendo metemos el brócoli previamente cortado y limpio. Cuando comience a hervir de nuevo lo dejaremos de 3 a 4 minutos.
Una vez completados los 3-4 minutos retiramos la olla del fuego y sacamos el brócoli del agua. Podemos depositarlo en una bandeja para servirlo directamente al momento o, si por el contrario vamos a tomarlo en otro momento, podríamos colocarlo en un bol con hielos durante unos minutos para que se conserve en perfecto estado. Finalmente podemos guardarlo en un recipiente cerrado herméticamente en la nevera hasta que se vaya a consumir.
Resumen a través de pasos para conseguir la cocción perfecta:
1. Lavar y cortar el brócoli
2. Calentar agua con sal en una cazuela hasta que hervir
3. Agregar el brócoli y dejar que vuelva a hervir
4. Dejar el brócoli unos 3 o 4 minutos y sacar
5. Consumir al momento o enfriar y reservar en la nevera
6. Sazónalo o acompáñalo al gusto
tracking