Revista Mía

Huevos rancheros con frijoles refritos

En México se suelen tomar como desayuno fuerte en el campo; están increíbles. Da igual que sea para desayunar o para comer; es un plato sencillo, sin secretos, que no te puedes perder.

Ficha 

  • Tiempo de preparación 15 min
  • Tiempo de cocción 45 min
  • Porciones 4
  • Tipo de receta Dieta sin gluten
  • Precio -

Ingredientes

  • 4 huevos
  • 3 tomates rojos y maduros
  • 1 cebolla
  • 2 chiles serranos
  • 1 diente de ajo
  • aceite de oliva
  • 1 bote de frijoles cocidos
  • 1 taza de caldo de verduras
  • 100 g de queso cheddar rallado
  • 1 cucharadita de comino molido
  • Sal
  • Pimienta
  • Unos nachos para acommpañar.

Preparación

Poner en el vaso de la batidora los tomates pelados y troceados, la cebolla troceada, los chiles (sin semillas), el diente de ajo, un poco de sal y pimienta

Triturar

Calentar una cucharada de aceite en una cacerola y añadir la salsa preparada

Cocinar a fuego lento hasta que reduzca y espese, removiendo de vez en cuando (unos 20 minutos)

Reservar

Para hacer los frijoles, escurrirlos y triturarlos con un poco de caldo de verduras (debe quedar un puré espeso)

Calentar 2 cucharadas de aceite en una sartén y echar en ella el puré de frijoles; cocer unos minutos removiendo; añadir el queso cheddar rallado y seguir removiendo hasta que se funda

Freír los huevos en una sartén con aceite caliente

Poner una base de frijoles refritos  en el plato -hacerlo con la ayuda de un molde de aro-  y colocar encima un huevo

Napar con la salsa de tomate preparada y acompañar con los nachos

Nota: si lo deseas puedes añadir un poco de cilantro picado a la salsa

También puedes cocer tú misma los frijoles

Déjalos en remojo durante 8 horas

Escúrrelos y ponlos en una olla cubiertos con agua con una cebolla pelada entera, una zanahoria, unos dientes de ajo, una hoja de laurel, sal y pimienta

Cuece hasta que los frijoles estén tiernos (1 hora y 30 min

aproximadamente)

Escúrrelos (guardando poco del caldo de la cocción) y machácalos en una sartén honda con un tenedor hasta casi convertirlos en puré

Añade un chorlito de aceite de oliva y fríe durante unos minutos

Agrega un poco del agua de la cocción si ves que quedan muy resecos

Foto: Fernando Ramajo

tracking