Revista Mía

9 ideas para sacar partido a una pechuga de pollo

Deja de pensar que la pechuga de pollo solo se puede tomar a la plancha vuelta y vuelta. Es uno de los ingredientes que más juego puede dar en la cocina y te lo demostramos con estas propuestas.

Hay algunos alimentos que no pueden faltar en el congelador porque son auténticos seguros de vida. Te arreglan cualquier descosido, especialmente los que se producen cuando menos te lo esperas, algo que suele coincidir en plenos días festivos, con todos los comercios cerrados. La famosa ley de Murphy. Pero hay formas muy eficientes de combatir el impacto de esta en la cocina, y una de las más eficientes es tener siempre en casa una pechuga de pollo, fileteada o no. Esto último es lo de menos. Lo importante es que abras el congelador en ese momento de crisis absoluta cuando te ves sin comida y que se te iluminen los ojos al encontrarla.
La primera parte del problema la tienes superada, pero todavía te toca decidir qué hacer con ella. Aunque, la verdad es que no se le puede llamar problema a la segunda parte de la frase, como te vamos a demostrar en este texto. No importa el tiempo y la prisa que tengas, sino que tengas buenas ideas en las que inspirarte y que las copies tal cual o modifiques ligeramente en base a lo que tengas en la nevera.
Nuestra primera intención ante una “operación pechuga de pollo” de urgencia es filetearla y hacerla a la plancha con unas hierbas provenzales por encima, lo cual está fenomenal y es sanísimo pero, no nos engañemos, puede ser algo aburrido. A buen seguro te apetecerá darle una vuelta de tuerca a cómo cocinar la pechuga, y es en este paso de la ecuación en el que acudimos nosotros al rescate con estas ideas para sacarle todo su partido, que es mucho más del que crees, a algo tan básico.
Basta tener la mente un poco abierta o simplemente leer con atención estos trucos porque muchos de los consejos que te vamos a dar fueron inventados hace tiempo y no son nada complicados. Solo es cuestión de echarle un poco de imaginación para dar con diferentes fórmulas que te harán explotar este clásico de la cocina cuya versatilidad es aún más amplia de lo que piensas. Nunca volverás a tomar el pollo igual.
tracking