7 trucos para no discutir con tu pareja

Ya sabemos que no existen los cuentos de hadas y que la perfección no es a lo que debemos aspirar. Lo que si existe son las parejas felices con una base sólida. Para tener una buena relación de pareja, hay que evitar discusiones.

Ya sabemos que no existen los cuentos de hadas y que la perfección no es a lo que debemos aspirar. Lo que sí existe son las parejas felices con una base sólida. Si quieres que tu relación de pareja se parezca a los cuentos, tú y tu pareja vais a tener que trabajar duro.

 

La convivencia no es fácil. Tendréis vuestros subidones y bajones. Hay que aprender a controlar esta montaña rusa, perseguir que la subidas sean frecuentes y duren, a la vez que hay que gestionar las bajadas. A menudo te habrás encontrado con parejas que aparentemente  nunca se pelean y te preguntas ¿cómo lo hacen? ¿Cuál es su secreto? No hay una única respuesta y no existe la magia, sencillamente hay trabajo y esfuerzo.

 

Estos son algunos de los secretos de esas parejas felices:

 

1. Seleccionan sus batallas. Las parejas sanas y felices lo son entre otras cosas porque saben en que momento pelear. No pasan el día con la armadura puesta, solamente se la ponen en los momentos que hace falta. Saben que las pequeñas batallas no merecen la pena, solamente pelean por cosas importantes.

 

2. Conocen el poder de las palabras. Después de pasar cierto tiempo con una persona sabes qué palabras le pueden herir. Las parejas que pelean mucho son las que saben cómo irritarse, las que no, son las que son cuidadosas con las palabras.

 

3. No meten el dedo en la llaga. Cuando haces esto, claramente buscas una reacción en tu pareja y quizás lo haces porque eres tú la que está alterada. Busca en tu interior el motivo de tu enfado y soluciónalo. No traslades tus problemas a tu pareja.

4. Aprenden de sus peleas. Todas las parejas se pelean. Las que lo hacen poco son porque entre otras cosas han aprendido de conflictos anteriores y no quieren cometer los mismos errores.

 

5. No son “Pasivos agresivos”. Para tener una relación sana es fundamental la comunicación. El silencio es una forma de agresividad que te distancia como pareja.

 

6. No esconden los problemas debajo de la alfombra. Solucionan inmediatamente el desastre. No lo escondas para resolverlo en otro momento. Se te pueden acumular.

 

7. Piden perdón. Después de discutir es importante que cada una analice su comportamiento y sea autocrítica. Un “lo siento” permite a la pareja seguir su camino sin resentimientos. Nunca es tarde para pedir disculpas.

Continúa leyendo