Comida demasiado picante: ¿cómo lo arreglo?

Seguro que alguna vez se te ha ido la mano y te ha salido un guiso o una receta demasiado picante. No te preocupes, tiene solución.

También te puede interesar: ¿El picante adelgaza?
plato de guindilla y pimientos picantes

Si eres de las que le gusta siempre añadir un toquecito picante a sus comidas, seguro que alguna vez “te has venido arriba” con el picante y al probar la comida te has dado cuenta de que te has pasado: ni a todo el mundo le gusta el sabor picante ni es recomendable abusar de él. Un uso excesivo de la pimienta, de los chiles o de ciertas especias puede tener como resultado ese efecto de exceso de picante. Si quieres suavizar un poco el sabor, hay varios trucos que pueden resultar muy útiles. ¡Toma nota!

Lácteos

Añadir lácteos es una buena forma de reducir el sabor del picante y lograr que se equilibren los matices del plato. Los Lácteos contienen caseína, una proteína que actúa sobre la capsaicina (compuesto que contienen los principales pimientos picantes) neutralizándola y evitando así que provoque picor. Para algunos platos será más aconsejable utilizar leche, pero en otros podemos optar por el yogur, por queso cremoso, nata o incluso mantequilla.

Crema de cacahuete

La crema de cacahuete también logra reducir el sabor picante de las comidas. Sin embargo, su sabor no es compatible con todos los platos, por lo que se recomienda más para platos de cocina asiática.

Cítricos

Los cítricos también son efectivos para estos casos, ya que su sabor ácido rebaja el efecto del picante. Se suelen utilizar más para corregir salsas o aliños. Lo más habitual es recurrir al jugo del limón. Si se trata de una salsa, añadir un poco de azúcar, de miel o incluso de jugo de piña también es efectivo.

Patata

Si se trata de un guiso, añadir patatas cocidas es una buena forma de reducir la cantidad de picante, ya que éstas lo absorben. Este es un buen truco para arreglar también un guiso quemado

Fruta

Añadir alguna fruta como manzana rallada también es un buen método para rebajar el picazón del guiso.

Frutos secos

Si añadimos unas almendras machacadas a nuestro guiso picante también conseguimos rebajar un poco ese sabor.

Verduras y hortalizas ricas en azúcares

Otro de los trucos más populares y efectivos para rebajar el grado de picazón de un plato es añadirle verduras y hortalizas ricas en azúcares, como la zanahoria o los boniatos.

Salsa de tomate

Si lo que nos ha quedado picante es una salsa de tomate, la mejor forma de corregirla es añadiendo más tomate y un poco de azúcar. De esta forma logramos rebajar la intensidad del picante.

Estos trucos son efectivos y nos ayudarán a rectificar nuestra comida sin tener que tirarla, que esa siempre debe ser la última opción, ya que hay trucos de cocina para arreglar casi cualquier “estropicio”. No obstante, si lo que queremos es no pasarnos con el picante, la mejor recomendación es bastante obvia: moderación al añadir cayena, pimienta, guindilla o cualquier pimiento picante, ya que reducir el sabor siempre es más complicado que quedarnos cortos y añadir un poco más. ¡Que aproveche!

Etiquetas: Guiso, Pimiento, Trucos de cocina

Continúa leyendo...

Contenidos similares

COMENTARIOS