Revista Mía

Cómo asar castañas en airfryer

No habíamos caído en que podíamos asarlas en la freidora de aire, pero una vez lo hemos probado no vamos a dejar de hacerlo durante todo el otoño

¿A qué te huele el otoño? Algunos dirán a humedad, aunque el cambio climático se está encargando de que no sea así; otros, quienes vivan en el ámbito rural, puede que digan a leña, las primeras chimeneas encendidas de la temporada de frío; pero si tú hábitat es la gran ciudad, y especialmente una como Madrid, hay un olor que nos da la vida cuando llega el otoño: el de las castañas asadas.
Hay olores culinarios tan agradables como el de este fruto cuando se asa, no hay duda. Pero lo que tienen es su encanto y su carisma. El encanto lo aportan esos puestos ambulantes y sus vendedores, que todavía se resisten (afortundamente) a desaparecer de las calles de ciudades como la capital, donde las castañas asadas son un clásico del otoño tardío. Y el carisma y el significado sentimental lo aportan los recuerdos.
Y es que para muchos adultos, las castañas asadas suponen un viaje a la niñez. A aquellos paseos por la ciudad en familia que tenían siempre un paréntesis cuando se detectaba el rastro del puesto de castañas más cercano. Son un perfume natural de un lugar, la urbe, donde los olores agradables brillan por su ausencia, y son además un motivo de felicidad en sí mismas. Pero es que además están muy ricas.
Por eso hay tanta gente que también las asa en casa. Y no te hace falta más que una freidora de aire, el electrodoméstico de moda que seguro tienes ya por casa, para que te queden perfectas en un cuarto de hora.

Reconocemos que no se nos había ocurrido probar a asar castañas en la airfryer, pero ha sido ver el truco compartido en Instagram por la creadora digital @latoneira y ponernos manos a la obra en casa. Y la verdad es que quedan de maravilla.

¿Cómo se asan las castañas en airfryer?

Lo único que tienes que tener en cuenta es el tiempo y la temperatura, claves ambos factores cuando usamos la freidora de aire, y tener a manos un poco de papel de periódico y sal.
Esto último, la sal, es un añadido a las castañas que no tienes que poner si se asan en las brasas, al modo tradicional, porque “el propio sabor ahumado es lo que las caracteriza”, pero en la airfryer quedan mejor así.
Por eso, después de sacarlas de la freidora de aire tienes que ponerles una pizca de sal y envolverlas unos minutos en papel de periódico para que suden. “De esta forma la sal se fundirá y se impregnarán las castañas”, dice @latoneira.
Pasados unos minutos, abre el papel de periódico y con ayuda del cuchillo pela tus castañas asadas en airfryer durante 15 minutos a 200 grados. Ojo, es muy importante que antes de ponerlas en la bandeja de la freidora de aire les hagas a las castañas un corte para dejar parte de su piel a la vista.
Ya está. Con estos consejos tendrás unas castañas asadas caseras de 10 en un visto y no visto. ¡A disfrutar y a recordar tu infancia en familia! 
tracking