Revista Mía

El truco definitivo para "resucitar" verduras pochas

Toma papel y boli y apunta porque este va a ser uno de los trucos culinarios que que más vas a agradecer haber aprendido. 

No me digas que no has tirado alguna vez verdura por “por estar mustia”, o “por estar triste”. Lo has hecho porque a todos nos entra la comida por los ojos y cuando las hierbas aromáticos están aplastadas y han oscurecido y perdido su firmeza en la hoja ya no tienen buena pinta. Pasa lo mismo con las zanahorias que llevan demasiados días en la nevera, o con los rabanitos, que también se apagan. Hay muchos más ejemplos, pero estos son los más reconocibles.
Pues bien, lo primero que debes saber es que no tienen por qué estar estropeadas esas verduras por estar es un momento de su maduración que ha pasado con holgura de su momento óptimo. Cuando están estropeadas de verdad, es evidente a simple vista o al tacto. Pero hay una fase en la que todavía se pueden disfrutar y aprovechar en la cocina, y es una pena —y una irresponsabilidad con el medioambiente— que las tiremos. Por eso, te animamos a aprovecharlas. Y no solo eso, te vamos a mostrar cómo recuperarlas para que su aspecto y su firmeza mejores muchísimo.
Zanahorias

ZanahoriasIstock

El truco no es nuestro. Se lo hemos fichado a la dietista nutricionista y divulgadora Beatriz Moliz, que nos lo ha enseñado en una de sus últimas publicaciones en Instagram. “¿Quién no ha abierto la nevera y se ha encontrado una zanahoria pocha o un perejil mustio?. Típico. Si lo primero que se te pasa por la cabeza es que se ha puesto en mal estado, ¡ERROR!”, dice la experta en alimentación.
“Puedes revivir todo (o casi) con este truco”, asegura Moliz. Nosotros lo hemos probado en casa y ya lo hemos incorporado como uno de nuestros trucos de cocina más útiles. ¡Funciona!

¿En qué consiste?

Necesitas algo tan sencillo como llenar un recipiente (un bol grande, por ejemplo) con agua muy fría y añadir cubitos de hielo. Como cuando quieres cortar la cocción de algún alimento recién sacado del calor.
En ese agua fría tienes que bañar durante un buen rato a tus verduras y hierbas mustias. El tiempo varía según el estado de estas y qué alimento en concreto sea. Según Beatriz Moliz, que patenta el truco, “Necesitarás entre 15-45 minutos para que revivan”.

Si lo que vas a “revivir” son hierbas aromáticas, antes de sumergirlas en el agua fría con hielo es recomendable, explica Beatriz Moliz, retirar las hojas que estén ennegrecidas, demasiado oscuras, y separarlas de las que están todavía con buen aspecto. Baña solamente las negras, no todo el ramillete. “Esto suele funcionar con las hierbas que se marchitan, no las que se secan como el romero o tomillo”, señala Moliz. Es decir, puedes hacerlo con la albahaca, por ejemplo.
Si hablamos de vegetales firmes, no herbáceos, además de con la zanahoria, que es seguramente la verdura con la que más vas a usar este truco, Beatriz Moliz asegura que sirve también con el rábano, la lechuga, el repollo y la lombarda. También con “las hojas verdes que quieres comer en crudo pero ya están lánguidas en tu nevera”, concluye.
Ya solo tienes que esperar a la oportunidad adecuada para probarlo. Y estamos seguros de que no tardará en llegar porque, si cocinas en casa, no es nada extraño que unas zanahorias “olvidadas” se empiecen a apagar en tu nevera… ¡ahora ya sabes cómo revivirlas!
tracking