Vídeo de la semana

Los mejores trucos para cocinar el pescado a la barbacoa

Aquí tienes las claves para que el pescado a la parilla te quede espectacular. ¡Toma nota!

pescado
Pexels

Seguro que con la inminente llegada de la primavera y del buen tiempo, ya estás pensando en preparar algún plan al aire libre. Puede, que, entre ellos, esté, por ejemplo, el de preparar una pequeña comida o cena con amigos o familiares. Y si hay un tipo de cocina que triunfe en esta época del año y que implique juntar a gente, esa es, sin duda, la barbacoa.

Ya te contamos los trucos para que la carne hecha en barbacoa quedara espectacular… y ahora te damos las claves para hacer lo mismo con el pescado. Existen todo tipo de trucos ingeniosos para lograr un pescado perfecto en la barbacoa: estamos hablando de lograr piezas que se derriten en la boca con un magnífico sabor ahumado y una piel perfectamente crujiente. Así que la próxima vez que enciendas las brasas, asegúrate de incluir pescado en el menú y pon en marcha estos cinco consejos para impresionar a tus  invitados.

1. En primer lugar, nunca coloques el pescado a fuego alto. El pescado a la parrilla debe cocinarse en una parte medianamente caliente de la parrilla para que no se corra el riesgo de quemar la piel antes de que se cocine la mitad. 

2. Si estás asando filetes (en lugar de un pescado entero), comienza a cocinar con la piel hacia abajo. Solo da la vuelta al pescado cuando la piel esté crujiente y dorada. Si la piel de pescado se cocina correctamente en la barbacoa, quedará increíblemente sabrosa y crujiente.

3. Envolver el pescado entero en papel de periódico lo mantendrá extra suave y jugoso. El truco consiste en envolver el pescado en varias capas de papel y luego empapar todo el paquete en agua, de modo que el papel de fumar agregue aún más sabor a tu plato, pero no se incendie.

pescado a la parrilla
Pexels

4. Puedes probar si el pescado está cocido con la 'prueba de las escamas': simplemente separa un trozo de la carne y si se separa fácilmente en escamas naturales, está muy caliente en el medio y ha cambiado de color por completo, entonces está listo para comer.

Los mejores pescados para hacer a la barbacoa

Si hay un pescado que quede bien a la parrilla, ese es el azul. El salmón, las sardinas, el salmonete, la trucha o la caballa son algunos de los más agradecidos pasados por las brasas. También puedes rellenar pescados blancos -como la merluza- de condimentos que te gusten: hierbas frescas, limón, jengibre...

Y por supuesto, no te olvides del marisco: las gambas, los langostinos, las cigalas, el calamar y los chipirones a la parilla te encantarán.

Continúa leyendo