Revista Mía

La teoría del carrito de la compra aplicable a cualquier otro supermercado que se ha hecho viral

Vuelve a estar de actualidad esta reflexión en la que mide la bondad de una persona en función de si devuelve o no el carrito de la compra

En las últimas horas se ha hecho viral en Twitter una publicación de la usuaria @oposipaw en la que compartía un pantallazo de la supuesta ‘La Teoría del Carro de la Compra’ y una imagen del parking de un supermercado Mercadona donde se aprecian muchos carros “abandonados”, sin dueño, por el aparcamiento, sin haber sido devueltos a su lugar correspondiente.
“Cada vez que voy a comprar y veo esto, me acuerdo de la teoría de los carritos del súper y alucino un poquito más”, escribe @oposipaw.El tweet, que acumula miles de retweets y likes, hace referencia a una publicación que ya rondaba por las redes sociales en el año 2020 en la que se desarrolla la llamada ‘Teoría del carrito de la compra’, de creación anónima y, por supuesto, sin base científica alguna. Es, en realidad, un comentario a modo de reflexión personal en la que se utiliza la conducta humana a la hora de devolver o no el carrito de la compra tras cargar esta en el maletero para definir si una persona es buena o mala.
El autor de ‘La Teoría del Carro de la Compra’, que es aplicable al Mercadona y a cualquier otro supermercado, propone que "El carrito de la compra es la última prueba de fuego para determinar si una persona es capaz de gobernarse a sí misma”.
Para desarrollar la teoría, el autor expone unas bases iniciales. Por un lado, afirma que “Devolver el carrito de la compra es una tarea fácil y conveniente que todos reconocemos como lo correcto y apropiado. Devolver el carrito de la compra es objetivamente correcto”, e incide en que “No hay situaciones distintas a las emergencias extremas en las que una persona no puede devolver su carrito”. Por otro lado, destaca que no es ilegal abandonar el carrito de la compra. “Nadie lo castigará por no devolver el carrito de compras, nadie lo multará ni lo matará por no devolver el carrito de compras, no gana nada al devolver el carrito de compras”, señala la teoría. De esta forma, el autor de la misma apostilla que “el carrito de la compra se presenta como el vértice ejemplo de si una persona hará lo que es correcto sin ser obligada a hacerlo".

¿Eres bueno o malo con la sociedad?

La teoría, que se ha vuelto a hacer viral en España por la publicación reciente de @oposipaw en la que se ven numerosos carritos mal estacionados en un parking de un Mercadona, señala que una persona “Debe devolver el carrito de la compra por la bondad de su propio corazón. Debe devolver el carrito de la compra porque es lo correcto. Porque es correcto", y concluye que “El carrito de la compra es lo que determina si una persona es buena o mala en la sociedad”. Esta última afirmación llega después de otras más radicales en las que califica a una persona que no devuelven el carrito de la compra a su lugar en el aparcamiento como “un salvaje absoluto al que solo se le puede obligar a hacer lo correcto amenazándolo con una ley y la fuerza que la respalda”.
Más allá de la veracidad y fiabilidad de ‘La Teoría del Carrito de la Compra’, lo cierto es que esta cuestión de devolver o no el carrito de la compra tiene repercusión social, suscita interés como hábito sociológico y lo que de él se puede extrapolar. No en vano, hasta el New York Times se hizo eco de ello en este artículo del 2021 donde recoge las excusas de aquellas personas que no devuelven el carrito de la compra en el supermercado. Un artículo publicado tiempo después de que se hubiera hecho viral la ‘La Teoría del Carrito de la Compra’ en las redes sociales. 
tracking