Vídeo de la semana

Renée Zellweger: “No necesito tener hijos para ser feliz”

La otra forma de ver la vida de Bridget Jones.

Cada vez son más las mujeres que apuestan por tener una vida diferente, lejos de los convencionalismos clásicos, como el matrimonio o la maternidad. Renée Zellweger es una de ellas, y es que a sus 47 años la actriz que da vida a Bridget Jones está de lo más feliz sin descendencia.

Hace unos días aseguró en una entrevista que es muy feliz y que no echa de menos nada. “No necesito hijos para ser feliz”, contó, y es que asegura que “nunca ha meditado tanto acerca de su vida y las cosas que requiere para ser feliz”. Así mismo asegura que la maternidad nunca ha sido una de sus prioridades.


Esta mentalidad contrasta con la de su personaje, Bridget Jones, quien en esta última entrega se queda embarazada y tiene un hijo. “Bridget lo hace todo para ser lo más humana que pueda en tiempos donde existe una gran presión social por ser de determinada manera, por verse de determinada forma. Y ella lo reta en cierto modo”, explicó.

Esta no es la primera vez que Renée decide saltarle los “convencionalismos”, hace un mes escribió una columna en un medio americano en la que criticaba a los medios que aprovechaban su operación estética para crear noticias a la vez que se lamentaba de que se hablara tanto acerca del cuerpo de las mujeres.


“No es que debería importarle a nadie, pero decidí cambiar mi cara y operarme los ojos. Esto no es relevante para nadie, pero que fuera discutido por periodistas serios y se convirtiera en un tema de conversación generalizado es una desconcertante ilustración de la confusión entre noticias de entreteniendo y la fijación social por lo físico”.

Renée Zellweger no es la única famosa que ha optado por no tener hijos. Son muchas las mujeres que han dado visibilidad a este tipo de vida, como Jennifer Aniston, Cameron Diaz, Kim Cattral o Noami Campbell son solo algunas mujeres muy felices sin hijos. Una “opción diferente”, en palabras de Cameron Diaz, que demuestra que cada uno tiene derecho a vivir como desee.

Continúa leyendo