¡Adiós al código de barras!

Esas temidas arruguitas verticales que aparecen alrededor de la boca son la pesadilla de todas la mujeres maduras. El aspecto de los labios cambia con la edad, sobre todo después de los 40 y esas arrugas forman parte, inevitablemente, del proceso. El fotoenvejecimiento, gesticular demasiado, muchas cosas afectan sin piedad a la fina piel de los labios (carecen de glándulas sebáceas, por lo que es fácil que se deshidraten), que además con la edad pierde grosor y cambia su forma, contribuyendo a la aparición de pequeñas arruguitas. ¿Se puede acabar con ellas? Sí, con cosmética específica, buenas costumbres y novedosos protocolos estéticos. Alíate con estos tratamientos y cosméticos que te mostramos y evitarás el dichoso 'código de barras'.

Ponle freno

Identifica el problema: ¿Sabías que esas pequeñas líneas verticales que enmarcan el labio superior te ponen años? Son delatoras y muy indiscretas... ¿Qué está ocurriendo? “Es un músculo que trabaja mucho, y los continuos cambios hacen que la piel que lo recubre pierda tersura y tono”, explica la dra. Ribé.

Alisar y reafirmar. Es indispensable mimar la zona con una crema específica de acción antidescolgamiento, nutritiva y antiedad, que aumente la elasticidad, la firmeza y la compactación cutánea.

Aeróbic facial. Si quieres reforzar los resultados, aplica un cosmético y haz un poco de gym. “Abre la boca y pon los dedos índice y corazón en las comisuras, empujando un poco hacia dentro y hacia fuera. Inspira fuerte por la nariz y, al espirar, sopla como si apagaras una vela. Al inspirar, relaja la boca, y ténsala al soplar”, explica Cristina Ramos, coach y psicóloga. ¿Los resultados? Recuperas el surco nasogeniano (ese que forma un paréntesis entre la nariz y los labios), tensas los labios y tonificas los pómulos.

 

Un producto estrella: contorno de ojos Antiage Intensivo Efecto botox (34,90€), Nezeni Cosmetics

Es tu aliado perfecto para prevenir y reducir las arrugas que se forman alrededor de los ojos ¡y de la boca! La piel en estas dos áreas es muy similar, y gracias a activos como el Cobiolift (extracto de quinoa), el ácido hialurónico de alto y bajo peso molecular, el colágeno hidrolizado y las células madre de manzana, la piel queda mucho más hidratada, protegida y rellena. El efecto tensor es rapidísimo, y con su uso regular, verás como van reduciéndose la profundidad de estos surcos hasta casi desaparecer.

Más aliados ‘antiaging’.

1. Sérum de Rouge (36 €), dior.
2. Masque Rides Lift Prolagène Lift (36 €), decléor.
3. Cellvitale Creme Reversive Anti-age (45,92 €), selvert Thermal.
4. Future Solution LX  Contour Regenerating Cream Eye and Lip (145 €), shiseido.
5. Stemcell Glam Balm Multi (38 €), Rodial.
6. Baume Antirides Levres & Contour (40,50 €), Clarins.

Cuestión de tamaño

La profundidad que hayan adquirido las arrugas determina que un protocolo sea más aconsejable que otro.

Incipientes. En la Clínica del Doctor Chamosa (www.doctorchamosa.com) recomiendan la dermoabrasión de las capas superficiales de la piel. El tratamiento se completa con infiltraciones de plasma rico en plaquetas (una técnica que utiliza factores de crecimiento de la sangre del paciente). Desde 400 €. Otra opción es la mesoterapia facial con vitaminas y ácido hialurónico. ¿ Cómo funciona?  Las primeras rellenan la arruga y el segundo bloquea los radicales libres (responsables del envejecimiento). Clínica Martín Anaya (www.moisesmartinanaya.com). El tratamiento cuesta 300 €.

Ligeramente marcadas. Josefina Royo, subdirectora del Instituto Médico Láser (www.iml.es), recomienda el láser Smart Xide Dot. “Es una herramienta que penetra en la epidermis y la dermis hasta no dejar rastro de los pliegues”. El resultado es muy natural y rejuvenece todo el tercio inferior facial. Cuesta 1.500 €.

Estáticas. Cuando las líneas de los labios están presentes en el rostro sin gesticular, es necesario acudir a los rellenos faciales. “El surco se llena con ácido hialurónico poco reticulado, con lo que disminuye el grosor de la arruga y mejora la hidratación”, dice Ribé. Se necesita una sesión al año y vale 500 €. También funciona la toxina botulínica para disminuir la fuerza del músculo y prevenir la aparición de nuevas líneas de expresión (una sesión cada seis meses por 500 €).

Acabado push-up

Más volumen. Lo último en cosmética labial son los productos multifunción (maquillan y tratan): definen el contorno, dan volumen y color, rellenan, redensifican... Además, muchos de ellos incorporan activos exfoliantes que suavizan, dando al labio un aspecto jugoso y joven. ¡Imprescindibles en tu kit de cuidados!

Qué comprar. Las mejores herramientas:

1. Lip Plump (20,50 €), Benefit.
2. Volumax Redefinition (11,80 €), laboratorios Phergal (en farmacias y parafarmacias).
3. Catwalk Volume Gloss (9,95 €), Beyu (en perfumerías Douglas).

Reglas de oro

No abuses del make-up. Si aplicas una capa gruesa de font de teint, destacará los pliegues del código de barras. “Lo ideal es aplicar  una fina con una base fluida (si cargas las tintas en esta zona, el maquillaje se cuarteará a lo largo del día) y difuminarla”, aconseja Gato, maquillador oficial de Maybelline NY.

Un nude fresh. “Evita perfilar el labio, salvo que haya una asimetría exagerada, ya que esta técnica sólo queda perfecta si la piel está lisa. En cuanto a la elección de la barra de labios, no emplees una de acabado mate (remarca las arruguitas) y tampoco un gloss líquido: su textura marca las imperfecciones. Opta por tonos naturales, neutros o afrutados o por un bálsamo labial con color, que embellezca sin llamar la atención”. ¡Tendrás una boca fresca, cuidada y sexy!

Hábitos que previenen

La doctora Adriana Ribé, dermopatóloga y directora de Ribe Clinic, nos da claves para anticiparnos a la aparición del temido código de barras:

Evita fruncir los labios. Tu estilo de vida propicia la aparición de estas arruguitas. Evita siempre que puedas beber directamente de la lata, silbar, soplar, mascar chicle, succionar con una pajita...

Di no al tabaco. Acelera el envejecimiento, y el gesto de fumarse un pitillo genera unos pliegues estáticos muy difíciles de tratar.

Protege la zona del sol. Utiliza un filtro solar con SPF 50+ para prevenir el proceso de envejecimiento.

Alíate con la nutricosmética. Toma complementos ricos en antioxidantes, para que activen la formación de colágeno y elastina.

Toma vitamina C. Previene la formación de arrugas. Ingiere en ayunas un zumo de naranja, pomelo o mandarina. Para asegurar una buena asimilación y no interferir en la digestión, espera 10 minutos para tomar el resto del desayuno.

Usa el humidificador. Está demostrado que las calefacciones y el aire acondicionado resecan la piel, provocando que aparezcan las temidas líneas ‘de marioneta’.

Hidrata a diario. El uso de cremas específicas humectantes ayuda a proteger esta zona de la sequedad.

Evita los cambios bruscos de peso. Al bajar kilos de manera rápida, la flacidez se instala en la cara y se marcan las líneas peribucales.

Limita tus gestos. No gesticules de forma exagerada. De esta forma, evitas que el músculo trabaje mucho y se contraiga en exceso.

El automasaje (paso a paso)

Consuelo Mohedano, Directora de Formación de Shiseido España, explica cómo hacerte un masaje antiarrugas: "Pon una pequeña cantidad de crema en el centro del labio superior y reparte con un suave tecleo hacia las comisuras. Repite el modo de aplicación en el inferior. Haz pequeños movimientos de alisado con la yema del dedo corazón. Trabaja el mismo movimiento de planchado en el rictus".

También te puede interesar:

Continúa leyendo