Vídeo de la semana

Cómo hacer tortitas americanas sin huevo

Si no quieres o no puedes utilizar huevo pero te niegas a renunciar al placer de disfrutar de un buen 'pancake', toma nota de esta receta.

Nos cuesta mucho imaginarnos un desayuno americano sin unos buenos 'pancakes'. Este dulce tan típicamente estadounidense que tantas veces vemos en las películas es uno de los más deliciosos y, aunque no lo tomamos a menudo, lo cierto es que muchas veces soñamos con él. Lo mejor de todo es que es increíblemente fácil de preparar. 

Preparar tortitas en casa es un delicioso placer que nos permitimos en un domingo especial, un cumpleaños, una merienda infantil... Además, son tan versátiles que se pueden agregar infinidad de ingredientes. Hay quien prefiere su versión saludable y las elabora con verduras (las de calabacín, por ejemplo) o plátano y avena. Y, por supuesto, también se pueden eliminar ciertos ingredientes consiguiendo una versión ligera e igualmente deliciosa tal y como veremos a continuación.

Una de las cosas que más nos gustan de las tortitas americanas es que no necesitas complicarte mucho la vida para que te salgan deliciosas, pues se elaboran con ingredientes que fácilmente encontramos en cualquier cocina: leche, huevos, harina, mantequilla... Y sí, es posible que nos salgan igual de ricas prescindiendo de uno de sus ingredientes básicos, el huevo. Sustituir este ingrediente en repostería no es complicado y hay infinidad de alternativas que puedes utilizar en tus recetas. Por ejemplo, puré de plátano, crema de cacahuete, harina de coco,  semillas de lino, chía o una mezcla de ambas... 

Si no quieres o no puedes huevos pero te niegas a renunciar al placer de disfrutar de un buen 'pancake', entonces estás en el lugar adecuado. Te contamos, paso a paso, cómo elaborar unas apetecibles tortitas americanas sin este producto. Es increíblemente fácil y rápido. ¡Apunta la receta!

Cómo hacer tortitas americanas o 'pancakes' sin huevo

Ingredientes (para 4 personas):

  • 2 tazas de leche entera
  • 2 tazas de harina
  • 4 cucharadas de azúcar
  • 60 gramos de mantequilla
  • 1 sobre de levadura
  • Una pizca de sal
  1. Lo primero que hay que hacer es tamizar la harina en un bol junto con la levadura y una pizca de sal. Una vez hecho esto, agrega el azúcar y remueve bien.
  2. Mezcla en otro bol la leche, la mantequilla previamente derretida y mezcla bien. Ve añadiendo poco a poco la harina mientras lo bates hasta que la mezcla esté líquida y sin grumos.
  3. Ahora que tienes la mezcla, pon la sartén a calentar con un poco de aceite o mantequilla en el fondo. Lo ideal es que uses una sartén antiadherente (esto es muy importante, sino se pegarán) y de un diámetro adecuado al tamaño de las tortitas que quieres cocinar. Una vez que esté caliente, echa la masa necesaria hasta formar una tortita bien gruesa. Cuando esté bien hecha, dale la vuelta para que se haga por el otro lado. Repite el proceso hasta finalizar toda la masa.

Mientras se preparan en la sartén o plancha, pueden agregarse otros ingredientes como pepitas de chocolate, frutos rojos, manzana, frutos secos... Las opciones son infinitas Una vez listas, también puedes añadir todavía más mermeladas, siropes y 'toppings'. Ya tienes el desayuno perfecto, ¡a disfrutar!

Continúa leyendo