Aprende a preparar un batido de proteínas casero perfecto

Ayuda a reparar y a fortalecer tus músculos después de hacer ejercicio con este batido de proteínas casero que te encantará.

batidos de proteínas
iStock

Tanto como si has empezado ahora a tomarte en serio el deporte y has comenzado a ponerte en forma como si ya llevas años trabajando tu cuerpo con ejercicio, seguro que conoces prácticamente todo sobre las proteínas. Estos nutrientes son esenciales en el día a día -son de los que se sirve el organismo para formar y mantener en buena forma los músculos, huesos u otros tejidos- pero se vuelven indispensables en la cocina de un deportista. Y es que una persona que realice ejercicio debe consumir proteínas de alta calidad después de este, para ayudar al organismo a recuperarse y para desarolllar y fortalecer la masa muscular.

Por eso los batidos de proteínas -que reúnen en una misma mezcla varios ingredientes ricos en estos nutrientes- son tan prácticos: se preparan en un momento y son una forma fácil -y rica- de consumir estos compuestos. Es probable que hayas visto muchos tipos de batidos de proteínas distintos -incluso los que cuentan con proteínas en polvo- pero ahora nosotras te proponemos uno 100% natural, con ingredientes saludables y llenos de proteínas que te encantará. Se prepara en un santiamén y hará que tu cuerpo se recuperé mucho más rápido (y mejor) después de hacer ejercicio. ¡Toma nota de su receta!

Ingredientes:

  • 250 ml de leche desnatada
  • Medio plátano
  • Un par de fresas
  • 6 claras de huevo
  • 150 gramos de yogur griego
  • 1 cucharada de extracto de vainilla
  • Un par de cubitos de hielo

Paso a paso

Para empezar coloca una cacerola con agua al fuego y hiérvela. Añade seis huevos y deja que se cuezan. Cuando se hayan puesto duros retíralos, quítales la cáscara y separa las yemas de las claras duras. Vierte las claras en una vaso de batidora.

Por otro lado trocea en cubitos medio plátano y una tazita de fresas. Añade la fruta al vaso de la batidora, junto con el yogur griego y el extracto de vainilla. También puedes añadir una pizca de canela o almendras picadas. Bate todo durante un par de minutos, hasta que consigas una masa líquida pero algo espesa, y uniforme.

Por último añade un par de hielos al batido… ¡y a disfrutar! Su sabor refrescante te encantará. También te saciará y tus músculos te lo agradecerán después de una sesión de ejercicio. ¿Un truco? Prepáralo antes de entrenar y guárdalo en la nevera, así estará listo y no te dará pereza elaborarlo.

Continúa leyendo