Cocina -- Bebidas

Las mejores cervezas artesanas de España

Si nos hicieran elegir entre una sola bebida entre todas las que existen, estamos seguros de que muchas personas se quedarían, sin lugar a dudas, con la cerveza. La cerveza es uno de los productos más deseados y consumidos en todo el mundo, sobre todo en Europa, donde países como Alemania, República Checa, Irlanda y también España tienen una amplia tradición y cultura en torno a este brebaje.

Cervezas existen muchas, pero no todas son iguales. Rubias, negras, clásicas… aunque todas son elaboradas con los mismos ingredientes básicos –lúpulo, malta, agua y levadura-, cada una tiene un sabor totalmente distinto según su procedencia y su proceso de elaboración. Hoy en día la mayoría de cervezas que se comercializan y que consumimos proceden de fábricas donde se elaboran de forma automatizada. Estas cervezas sufren un proceso de pasteurización y de filtrado y contienen aditivos y colorantes para mejorar sus fórmulas y hacerlas mucho más duraderas. Y esto puede hacer que estas cervezas pierdan calidad.

Sin embargo, también existen muchos maestros cerveceros que plantean una alternativa a las clásicas cervezas industriales y elaboran cervezas artesanas: unas cervezas hechas de manera 100% natural, que no contienen ningún conservante o compuesto artificial y que tienen un sabor mucho más delicado y distinguido. De hecho, en los últimos años el consumo de cervezas artesanas – para muchos consideradas las cervezas de verdad- se ha disparado, por lo que cada vez son más las marcas que se han animado a hacer este tipo de cervezas, a priori, más sabrosas y de mayor calidad nutricional. En España, es en Cataluña donde se concentra la mayor producción de este tipo de cervezas.

Y tú, ¿qué tipo de cerveza prefieres? Si te apetece salir de las clásicas marcas del mercado y probar una auténtica cerveza artesana, te proponemos una selección de las mejores que hemos encontrado. Estas cervezas tienen una distribución mucho más restringida –no las encontrarás en tu supermercado ni en la tienda de tu barrio- pero muchas de ellas se pueden comprar fácilmente por internet, directamente al maestro cervecero que las ha elaborado. Después de probarlas… ¡querrás repetir!