Crema de brócoli y queso azul

Unos picos son perfectos para mojar en la crema sin que lleguen a romperse.

Ingredientes:

  • 1 cebolleta
  • 1 patata monalisa
  • 1 l de caldo de verduras
  • 350 g de brócoli limpio
  • 150 g de queso azul
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Pimienta blanca
Tiempo de preparación: 10 minutos
Tiempo de cocción: 30 minutos
Económica
4 comensales
Tipo de receta: Verduras
Vegetarianos

Elaboración:

  • Pelar la cebolla y la patata y cortarlas en trozos regulares. Echar en una olla tres cucharadas de aceite de oliva y rehogar la cebolla con la patata durante 4 minutos.
  • Añadir el caldo de verduras y cocinar durante 20 minutos. Agregar el brócoli troceado al caldo y cocinarlo 8 minutos. El brócoli debe quedar bien cocido, sin pasarse.
  • Poner la mitad del queso en la olla y triturarlo hasta que quede bien fino. Servirlo con la otra mitad del queso por encima de la crema fina.

Propiedades del brócoli:

Esta crema es una manera más de incorporar verduras a tu dieta. Sienta muy bien en las noches frías de invierno y además puedes preparar una gran cantidad, guardarla en tuppers en la nevera y así tener solucionadas varias comidas de la semana sin tener que pasar más tiempo en la cocina y pudiendo disfrutar de un plato casero y saludable.

El Brassica oleracea itálica o brócoli es una verdura de la familia de las crucíferas con interesantísimas propiedades para el organismo. Contiene sulforafano, un componente anticancerígeno muy prometedor. Sin embargo, este puede degradarse con el calor. Esto se traduce en que a mayor tiempo hirviendo, mayores pérdidas de sulforafano se producirán. Cocerlo al vapor, en el microondas e incluso cocinarlo al wok son las maneras en las que menos se reduce este compuesto tan beneficioso.

El brócoli, como todas las verduras, es una eficaz arma para luchar contra el colesterol malo (LDL). También posee un alto contenido en fibra, perfecta para evitar el molesto estreñimiento, así como de calcio, fósforo, magnesio y cinc, ideales para mantener los huesos fuertes y sanos. El calcio está más presente en la parte del tronco, así que no lo deseches.

¿Sabías que el brócoli también es bueno para la vista? Esto es así gracias a la zeaxantina, el betacaroteno y la vitamina A, que protegen de las cataratas y los daños que producen las radiaciones UV. También la luteína actúa de escudo protector frente a otras dolencias de la visión que pueden producirse conforme nos hacemos mayores. También es un excelente aliado para evitar la anemia ya que posee hierro.

Si estás embarazada, comer brócoli puede hacerte mucho bien y es que esta verdura es rica en ácido fólico, compuesto muy recomendado en este periodo.

El brócoli es un alimento rico en antioxidantes y además posee vitamina E, B, A, K y ácidos grasos Omega 3. La vitamina C produce colágeno y mantiene la piel sana y flexible, mientras que la vitamina E protege las membranas celulares de la piel y defiende contra el daño por radiación de rayos UVA. Esto se traduce... ¡en una piel perfecta!

Seguro que a estas alturas ya te hemos convencido para que introduzcas el brócoli en tu dieta. ¿Qué te parece empezar con la deliciosa crema que te proponemos? Es muy fácil de hacer y el resultado es espectacular. ¡A la cocina!

Continúa leyendo nuestras recetas...