Crema fría de pepino con arándanos y nueces

Corta unas tiras finas de pepino con el pelador y enróllalas con la mano. Ponlas encima de la sopa como decoración.

Ingredientes:

  • 4 pepinos
  • 4 yogures naturales
  • aceite de oliva virgen extra
  • vinagre de Jerez o de manzana
  • sal
  • pimienta
  • hojas de hierbabuena fresca
  • arándanos frescos
  • nueces
Tiempo de preparación: 10 minutos
Económica
4 comensales
Tipo de receta: Verduras
Vegetarianos

Elaboración:

  1. Pela y lava los pepinos, córtalos en tiras y quítales las semillas, para evitar que amarguen. Puedes aprovechar y cortar unas tiras para decorar con la ayuda del pelador.
  2. Mezcla el pepino con los yogures, una cucharada de vinagre y un chorro de aceite de oliva virgen extra. Tritura bien hasta obtener una crema bien fina. Cuela si es necesario.
  3. Sirve en un plato hondo con los arándanos y las nueces. Antes de servir, puedes guardarla unas horas en la nevera, para que esté más fría.

Beneficios del pepino

El pepino es una fruta perteneciente a la familia de la sandía y la calabaza. Este es rico en agua, por lo que es fresco e ideal para el verano. Por ello, es común encontrarlo en ensaladas y aperitivos. Además, su sabor es delicioso. 

Esta es una fruta de primavera. Su color es verde (normalmente, oscuro) con una forma alargada, aunque su tamaño puede variar. Por dentro de su corteza, reside una carne jugosa y blanquecina con abundante agua. Su sabor es muy suave, por lo que suele gustar a todo el mundo, especialmente los niños. Para eliminar el amargor, se puede introducir en agua fría durante cinco minutos.

El principal beneficio de esta fruta es que es superligero, ya que no contiene casi calorías. Cada 100 gramos de pepino posee 15 calorías. Además, es una fuente natural de fibra y de proteínas vegetales. Su contenido en materia grasa es inexistente, al igual que sus hidratos de carbono (apenas 2 gramos por cada 100 gramos de fruta).

Por ello, se suele recomendar para personas a dieta o que quieren mantener su peso. Gracias a su gran cantidad de agua es un alimento diurético que evitará que retengas líquidos. Además, el pepino es un antiinflamatorio natural debido a su óxido nítrico. Para los radicales libres, el pepino contiene manganeso, betacarotenos y vitamina C. Su fibra es ideal para el estreñimiento ocasional y para regular el tránsito intestinal.

Para los diabéticos, este es un aliado perfecto por su bajo índice glucémico bajo, ya que no genera glucosa en sangre. Por ello, es un alimento muy recomendable para su dieta.

Habitualmente, el pepino se consume crudo en ensalada junto a otros productos como la cebolla, el tomate, el pimiento verde o el rojo y con otros ingredientes como el atún en lata, el huevo cocido o el queso feta. 

Por otro lado, el pepino es ideal para cremas o sopas frías con aguacate o para reversionar la receta tradicional el gazpacho. Este producto puede aportar un toque fresco y original a tus platos. Además, si te gustan los aperitivos de dipear, el pepino es perfecto para preparar crudités con queso en salsa, salsas ligeras o hummus.

Para los más creativos, esta fruta se puede incluir también en bebidas. Los smoothies son la receta ideal para dar sabor y frescor o incluso, para mezclar con agua fría y limón.

¿Te has convencido ya para incluir este delicioso alimento en tu dieta?

Continúa leyendo nuestras recetas...