Ensalada de bonito curado, pepino, agua de tomate y polvo de olivas

¿Quieres preparar una deliciosa y original ensalada de bonito con un toque sofisticado? El chef del restaurante Triciclo, Javier Goya, nos cuenta cómo hacerlo.

También te puede interesar:
Tiempo de preparación: 121 minutos
Tipo de receta: Pescado
Light
Sin gluten

Ingredientes:

  • Bonito curado en sal, azúcar y cítricos
  • Agua de tomate
  • Polvo de olivas negras deshidratadas
  • Pepino fresco
  • Tomate mini
  • Albahaca fresca
  • Aceite Alegre Extra Virgen de Maestros de Hojiblanca

Elaboración:

  1. Lo primero que debemos hacer para elaborar esta receta es curar el bonito y, para ello, se marina durante doce horas en sal y azúcar (a partes iguales) y pieles de cítricos.
  2. El polvo de olivas negras deshidratadas se hace deshidratando las olivas negras en una deshidratadora, aunque también se puede comprar en tiendas especializadas en gastronomía.
  3. Para hacer el agua de tomate, primero se trituran o se rallan los tomates y se dejan en un paño limpio de algodón para que vayan escurriendo el agua, y ese agua será la que utilizaremos.
  4. Una vez que tengamos hecho lo anterior, el primer paso es empanar el bonito con el polvo de olivas negras.

EMPLATADO:

  1. Colocamos el bonito ya maridado en el centro del plato en el que vamos a servir la ensalada.
  2. A continuación, añadimos el pepino. Lo colocamos en rodajas muy finas y dobladas alrededor del bonito.
  3. Después, colocamos el tomate para dar mayor textura al plato.
  4. Colocamos por encima las hojas de albahaca a modo decorativo, pero también para endulzar y dar más sabor a la ensalada.
  5. Regamos la ensalada con una generosa cantidad de agua de tomate.
  6. Por último, añadimos un chorrito de aceite de oliva Alegre Extra Virgen.

Vídeo de la receta

Consejos para hacer esta receta de bonito

- Para hacer esta ensalada, el chef Javier Goya ha utilizado el aceite Alegre Extra Virgen de Maestros de Hojiblanca, ya que es de menor intensidad que otros tipos de aceite y es perfecto para este plato, porque de esta manera se consigue armonizar sabores y evitar que el sabor del aceite sea demasiado intenso y pueda enmascarar el gusto del bonito curado.

- Las olivas negras deshidratadas tienen más intensidad de sabor, lo que le da un punto extra a la ensalada.  

- Para hacer el agua de tomate hay que dejar escurrir los tomates ya triturados o rallados sobre un paño de algodón para que escurran y el agua resultante es la que utilizamos. El agua de tomate es fresca, tiene todo el sabor del tomate y, algo que suele sorprender, es que es transparente y no roja, como cabría esperar. Para que no se filtre el tomate al agua, hay que triturarlo, pero no demasiado para evitar que se rompan las fibras del tomate.

- El chef ha elegido la albahaca porque marida muy bien con el tomate, con el aceite Alegre, con la oliva negra y con el bonito.

- Cuando añadimos a la ensalada el agua de tomate debemos ser generosos, ya que el toque original de esta receta es que se trata precisamente de una ensalada líquida, ideada para tomar con cuchara.

Continúa leyendo nuestras recetas...