Bandeja de cebolla, manzana, pan y hierbas

Te sorprenderá esta mezcla que suena muchísimo más compleja de lo que resulta cocinarla.

Ingredientes:

Pexels
Pexels
  • 6 tazas de trozos de pan al gusto desmenuzados con las manos
  • 5 cucharadas de mantequilla sin sal
  • 1 cebolla grande,  picada pequeña (puede ser dulce)
  • 2 tallos de apio pequeños o uno grande, cortados en cubitos pequeños
  • 1 cucharadita hojas de tomillo fresco picado
  • Media cucharadita de sal (ajustar al gusto)
  • Pimienta negra recién molida
  • 1 manzana grande o 2 pequeñas, firmes y ácidas, como Granny Smith, peladas, sin corazón y cortada en cubitos pequeños
  • Perejil fresco picado
  • 3 hojas de salvia, picadas
  • 1 taza de caldo de pollo o verduras
  • 1 huevo grande
Tiempo de preparación: 30 minutos
Tiempo de cocción: 45 minutos
4 comensales
Tipo de receta: Fruta

Elaboración:

  1. Coloca la rejilla en el centro del horno y precalienta a 175 grados.
  2. Extiende los trozos de pan desmenuzados en una sola capa sobre una bandeja para hornear con borde grande.
  3. Hornea hasta que esté un poquito dorado, revolviendo ocasionalmente, de 10 a 15 minutos.
  4. Deja enfriar en la rejilla mientras preparas los demás ingredientes.
  5. Unta generosamente una bandeja para hornear de con 1 cucharada de mantequilla.
  6. Derrite las 4 cucharadas de mantequilla restantes en una sartén grande a fuego medio.
  7. Agrega la cebolla, el tomillo, la sal y mucha pimienta negra recién molida. Cocina 2 minutos más, hasta que se poche la cebolla.
  8. Agrega el apio y cocina 2 minutos más.
  9. Agrega la manzana y saltea todo junto hasta que esté un poco tierna, de 3 a 4 minutos más.
  10. Coloca el pan en un bol grande para mezclar.
  11. Añade la mezcla de manzana y cebolla y remueve para que se integre.
  12. Bate el huevo junto a media taza de caldo añádelo sobre el pan.
  13. Agrega el perejil y la salvia.
  14. Vierte una cuchara en el molde preparado con mantequilla. Si la mezcla se aprecia un poco seca, vierte la otra media taza de caldo restante sobre ella.
  15. Deja que repose para que el pan absorba el caldo y después hornea de 30 a 40 minutos. Hasta que se dore en la parte superior y no aparezca líquido si insertas un cuchillo verticalmente en el centro del molde y lo giras levemente.
  16. Sirve inmediatamente o recalienta según sea necesario.

Se puede servir con otro huevo por encima, frito o poché. Y también se puede variar la receta cambiando de hierbas y, sobre todo de pan. Es muy interesante el sabor que aporta el pan de maíz, por ejemplo. Y también se le puede añadir alguna carne, como tus salchichas alemanas favoritas.

Continúa leyendo nuestras recetas...