Fritos de calabacín

Este sabroso y crujiente entrante vegetal se prepara en muy poco tiempo. Con estos "fritos" de calabacín conquistarás a tus comensales.

Ingredientes:

fritos de calabacín
iStock
  • 750 gramos de calabacines
  • Un par de ajetes
  • 1 manojo de perejil
  • 1 manojo de cilantro
  • Menta seca
  • 140 gramos de harina común
  • Sal
  • Pimienta
  • 3 huevos
Tiempo de preparación: 15 minutos
Tipo de receta: Verduras

Elaboración:

  1. Lava y ralla los calabacines de forma muy fina, y después, escúrrelos bien para que suelten todo el líquido posible.
  2. En un bol mezcla los calabacines rallados y secados, junto con los ajetes y las hierbas my picadas. 
  3. Añade la harina y los huevos, la pizca de sal y pimienta al gusto y bate todos los ingredientes hasta conseguir una especie de pasta.
  4. Pon una sartén antiadherente al fuego con un chorrito de aceite. 
  5. Cuando esté caliente, vierte porciones de la pasta a la sartén y dáles forma redondeada y aplanada, como si fueran tortitas. Dora los fritos por cada lado durante un par de minutos y después, sácalos de la sartén y cólocalos en una fuente con papel de cocina para que escurran.

Los fritos de calabacín están realmente deliciosos si se consumen recién hechos -calientes y bien crujientes- aunque se pueden incluso congelar durante un par de meses sin que pierdan nada de sabor. En ese caso, cuando vayas a servirlos, descongélalos metiéndolos al horno a 180ºC durante un par de minutos para que vuelvan a estar crujientes.

Estos fritos se pueden acompañar de salsas variadas (alioli, mayonesa, de queso...) aunque la receta original incluye salsa de yogurt. ¡Sírvelos con la que más te guste!

Continúa leyendo nuestras recetas...