Cómo hacer la salsa barbacoa perfecta

Esta versión fusiona lo mejor de la mítica salsa americana con lo mejor de uno de los condimentos más conocidos y ricos de la cocina asiática.

Ingredientes:

iStock
iStock
  • 2 cucharaditas de aceite de girasol
  • 2 dientes de ajo, picados
  • 125 ml de salsa hoisin
  • 1 cucharada de salsa de soja
  • 3 cucharadas de sake u otro vino blanco seco, como el jerez
  • 1 cucharada de pasta de tomate concentrado
  • 1 cucharada de vinagre de arroz
  • 1/2 cucharadita de aceite de sésamo 
Tiempo de preparación: 5 minutos
Tiempo de cocción: 10 minutos
6 comensales

Elaboración:

  1. En una cacerola de tamaño reducido, donde se puedan concentrar bien los sabores a medida que introduzcas ingredientes, calienta el aceite vegetal y cocina a fuego bajo el ajo picado hasta que se dore un poco. Alrededor de dos minutos.
  2. Agrega de uno en uno la salsa hoisin, la salsa de soja, el vino, la pasta de tomate concentrado y el vinagre de arroz.
  3. Remueve y cocina a fuego medio bajo sin dejar de mover hasta que la mezcla de los ingredientes se integre y se espese. No tardará mucho, de tres a cinco minutos a lo sumo.
  4. Retira del fuego, agrega el aceite de sésamo (es opcional) y deja que se enfríe antes de servir. 

Esta es una salsa barbacoa tradicional a la que se sustituye con salsa hoisin, como has visto, uno de sus ingredientes fundamentales: el ketchup. La salsa hoisin aporta el dulzor necesario pero con aromas y sabores distintos al ketchup. 

 Seguramente en Estados Unidos no estarán dispuestos a probar esta variante, pero aprovecha que estamos distanciados para “romper las normas” y darle una oportunidad a la barbacoa hoisin con tus platos de carne rojas y blancas, y en platos como las pizza casera. 

La salsa aguanta muy bien en la nevera durante un par de días. No tiene conservantes, de modo que es recomendable guardar solo lo que se vaya a consumir y el resto congelarlaen pequeñas dosis para darle uso en fechas posteriores. 

Continúa leyendo nuestras recetas...