Bizcocho marmoleado

Los bizcochos marmoleados están muy de moda últimamente, descubre como se hace este dulce y deléitate visualmente con sus colores.

Ingredientes:

  • 1/2 kg de azúcar blanca
  • 300 g de harina de fuerza
  • 1/2 kg de mantequilla
  • 3 huevos grandes
  • 2 cucharadas de ron
  • 2 cucharadas de leche
  • 2 cucharadas de cacao amargo (un mínimo de 50% de cacao)
  • 1 sobre de levadura en polvo Royal
  • Un poco de azúcar glass para decorar (opcional)
  • Una pizca de sal.
Tiempo de preparación: 90 minutos
Tiempo de cocción: 60 minutos
Económica
4 comensales
Tipo de receta: Cereales
Vegetarianos

Elaboración:

  1. Poner en un recipiente la mantequilla junto con el azúcar y comenzar a batir.
  2. Cascar los huevos y separar las yemas de las claras.
  3. Sin parar de batir, añadir las yemas de huevo y una pizca de sal.
  4. Coger las claras previamente separadas y montar las claras a punto de nieve con unas barillas.
  5. Agregar la leche, el ron y las claras montadas a punto de nieve firme.
  6. Incorporar lentamente y sin dejar de remover la harina y la levadura tamizadas.
  7. Precalentar el horno a 180 ºC.
  8. Dividir la masa en dos mitades iguales y añadir a una de ellas el cacao amargo.
  9. Engrasar y enharinar un molde alargado y verter las dos mezclas a la vez, una con cada mano, para que al subir el bizcocho se mezclen los colores y se cree el efecto de mármol.
  10. Cocer en el horno a 180 ºC entre unos 50 a 60 minutos aproximadamente.
  11. Sacar del horno y dejar enfriar sobre una rejilla.
  12. Decorar espolvoreando un poco de azúcar glass por encima.

¿Qué debes saber para preparar un bizcocho marmoleado?

Los bizcochos marmoleados están a la moda últimamente, son fáciles de hacer y visualmente son muy vistosos. Se llaman bizcochos marmoleados porque su aspecto es vetado, y se logra mezclando una masa clara con una oscura como es la de chocolate. El chocolate a menudo son las vetas y la masa clara puede ser de vainilla, limón o incluso la masa de bizcocho clásica.

Si eres amante del chocolate, puedes probar a utilizar un chocolate puro con un alto porcentaje en cacao, estos contienen un menor índice de azúcar y darán un toque más intenso a tu bizcocho. Si quieres restarle calorías a tu bizcocho, reduce la cantidad de azúcar o puedes sustituirla por stevia o por cualquier otro edulcorante apto para repostería.

A la hora del horneado recuerda engrasar muy bien con mantequilla el molde y espolvorear sobre ella una fina capa de harina con un colador, así evitarás que el bizcocho se quede pegado y sea imposible desmoldarlo. Con este sistema será muchos fácil desmoldarlo sin que se rompa. Nuestra recomendación es que optes por los moldes de metal antes que por los de silicona ya que los primeros reparten mucho mejor el calor y el bizcocho se hornea muchísimo mejor.  

Evita el abrir y cerrar todo el rato el horno, pues así solo harás que el horneado baje y tu bizcocho tenga un aspecto apelmazado y desinflado. Cuando pase el tiempo indicando en la receta, abre la puerta y pínchalo con un palillo, si sale limpio es que ya está horneado.

Atrévete a preparar tus propios bizcochos marmoleados y disfruta de la mezcla de sabores y texturas. ¡Una auténtica delicia!

Continúa leyendo nuestras recetas...