Crumble de manzana

Gonzalo D’Ambrosio comparte su receta de crumble de manzana. Un postre casero y fácil de preparar que gusta a todo el mundo. Ideal para una ocasión especial.

También te puede interesar:
Tiempo de preparación: 30 minutos
Tiempo de cocción: 15 minutos
Económica
5 comensales
Tipo de receta: Fruta

Ingredientes:

  • 1 lámina de masa brisa (puede ser comprada o casera)
  • 1 kg de manzana (peso pelada y limpia)
  • 60 gr de azúcar
  • 100 gr de mantequilla
  • 10 gr de canela en polvo.

Para el crumble:  

  • 100 gr de mantequilla muy fría
  • 100 gr de harina todo uso
  • 100 gr de azúcar glas
  • 100 gr de almendras laminadas.

Elaboración:

  1. Cortar las manzanas en dados y dorar en una sartén con los 100 gramos de mantequilla, el azúcar y la canela en polvo. Cocinarlas hasta que queden tiernas y caramelizadas. Reservar.
  2. Esta receta se puede hacer en un molde grande de tartas de 22 centímetros de diámetro o bien en moldes individuales, como hace Gonzalo. Engrasar el molde elegido con mantequilla y espolvorear una fina capa de harina con un colador para que luego resulte sencillo desmoldarlos (si lo haces en molde individual, no es necesario).
  3. Forrar el molde elegido con la masa quebrada.
  4. Verter dentro la manzana salteada, que tiene que estar muy tierna y ligeramente caramelizada.
  5. Para hacer el crumble, echar en un bol la mantequilla muy fría cortada en dados, junto la harina, el azúcar glas y las almendras laminadas. Con la mano ir amasando hasta que la mezcla quede como si fuesen migas. Se puede usar un robot de cocina, o el accesorio picador de la batidora. En este último caso, triturar todo salvo las almendras laminadas, que se añaden al final y mezclan con las migas con la mano (para que el accesorio picador no las desintegre).
  6. Espolvorear una capa generosa de crumble sobre la manzana.
  7. Cocinar en horno a 180ºC, previamente precalentado, durante 10-15 minutos. Controlando que no se quemen las migas pero que queden bien doradas.
  8. Una vez fuera del horno, esperar a que temple ligeramente, espolvorear una capa generosa de azúcar glas con un colador y decorar con una hoja de menta.
  9. Se puede servir acompañado con una bola de helado de vainilla.

En el vídeo, que puedes ver a continuación, Gonzalo explica todos los secretos para conseguir que este postre quede de infarto: 

Consejos para conseguir un crumble de manzana perfecto:

El crumble es un postre de origen británico que lleva una base de fruta (puede ser manzana, frutos rojos, pera…) y estas deliciosas migas que se preparan con masa de galleta por la superficie, que le aportan un crujiente muy interesante.

Estas migas se pueden preparar con almendra laminada o sin ella y el único secreto que tienen es no tocar en exceso la mezcla para que la mantequilla no se derrita. Trabajar con la mantequilla fría es fundamental para conseguir que quede perfecto.

Gonzalo, además, añade masa quebrada a esta receta tradicional. Por lo que si lo preparas en formato grande, tendrás una tarta de crumble de manzana de lo más original. Si quieres aligerar un poco esta receta, puedes prescindir de ella y añadir directamente a los moldes individuales los cubitos de manzana y, sobre ellos, las migas.

El crumble es un postre que suele servirse templado y, tal y como indica Gonzalo, si lo acompañas de una bola de helado de vainilla ya es tocar el cielo. ¡Pruébalo y nos cuentas!

Continúa leyendo nuestras recetas...