Manzana roja asada con crema de miel

Si la miel te empalaga o no te gusta, puedes prescindir de ella a la hora de elaborar la crema, que también estará riquísima.

Ingredientes:

  • 4 manzanas rojas
  • 150 ml de nata para montar
  • 50 ml de mascarpone
  • miel
  • 1 naranja
  • azúcar moreno
  • canela en polvo
  • mantequilla
  • 20 g de pasas
Tiempo de preparación: 10 minutos
Tiempo de cocción: 30 minutos
Económica
4 comensales
Tipo de receta: Fruta
Vegetarianos

Elaboración:

  1. Mezcla una cucharadita de mantequilla fundida con cuatro cucharadas de azúcar moreno y un poco de canela. Extrae el corazón de las manzanas y rellena los huecos con la mezcla. Hornea durante 25 minutos.
  2. Monta la nata bien fría con ayuda de unas varillas hasta obtener una crema espumosa. Luego, añade el mascarpone, la miel al gusto y una cucharadita de ralladura de piel de naranja.
  3. Coloca las manzanas calientes en tazas o recipientes individuales con una base de la crema anterior. Pon la manzana en el centro y rellena la taza con más crema, decora con pasas y tuesta con la ayuda de un soplete (opcional).

¿Por qué debes incluir la manzana en tu dieta?

La manzana es una fruta deliciosa y con numerosas propiedades nutricionales. Su versatilidad permite degustarla de múltiples formas tanto dulce como salado. Aunque la mejora forma es comerlas al natural, se pueden preparar postres exquisitos con ellas o incluirla en ensaladas o incluso, servirla como guarnición de algunas carnes.

En cuanto a su contenido nutricional, destaca la pectina, una fibra natural que regular el colesterol. Además, las manzanas son ricas en vitaminas, especialmente la vitamina C, un nutriente esencial para el sistema inmunitario. Dado que no se fermenta, este fruto es recomendable para que personas que suelan padecer hinchazón abdominal después de comer.

Por otro lado, las manzanas contienen polifenoles, quercetinas y catequinas, unas sustancias naturales esenciales que regulan la oxidación de las células generada durante el metabolismo. Este proceso suele contribuir a aumentar el estrés psíquico. 

Por otro lado, la pectina puede ser muy beneficiosa también para los trastornos intestinales. Asimismo, al poseer muy poca materia grasa, la manzana puede ser incluida en dietas para mantener un peso saludable. Y puede ayudarte a hidratarte de una manera deliciosa, ya que contiene un 80% de agua.

Para conciliar el sueño, las manzanas pueden ser un gran aliado gracias a su alto contenido en fósforo. Y para la piel, su vitamina C favorecerá la producción de elastina y colágeno. Estos ayudan a mantener la piel y los tejidos sanos.

No obstante, no podemos olvidarnos de su gran sabor. Si te gusta esta fruta, puedes prepararla de múltiples formas

En primer lugar, se puede degustar al natural, ya sea con piel o sin ella. Si puedes comerla con piel, es más recomendable, ya que contiene mucha fibra. Eso sí no te olvides de lavarla antes para retirar todas las impurezas. Por otro lado, la manzana es una fruta excelente para los postres. Puedes hacer un bizcocho, un 'crumble', compota, tortitas, magdalenas o lo que más te guste

Otras formas fáciles y sencillas de prepararlas son la  mermelada o el membrillo. Estos preparados son perfectos para tus desayunos y meriendas o como toppings de unas tortitas. Un aderezo delicioso y supersano.

Si te gustan los smoothies, prueba a combinar una manzana con tus frutas favoritas. Esta bebida es perfecta para los días calurosos o para tomar como aperitivo. 

Y si prefieres la combinación de dulce con salado, prueba a incorporarla en rodajas a tus ensaladas. ¡Queda espectacular!

Continúa leyendo nuestras recetas...

#}