Pastel de fresa

No podemos resistirnos a probar esta receta dulce aprovechando que arranca la temporada del fresón, con el que también se puede hacer.

Ingredientes:

iStock
iStock
  • 85 gramos de mantequilla sin sal, a temperatura ambiente, más extra para el molde del pastel
  • 188 gramos de harina común (una alternativa es utilizar 94 gramos de harina común mezclada con 75 gramos de harina de cebada)
  • Una cucharadita y media de levadura en polvo
  • Media cucharadita de sal de mesa
  • 200 gramos más 25 gramos aparte de azúcar granulada
  • 1 huevo grande
  • 120 ml de leche
  • 1 cucharadita (5 ml) de extracto de vainilla
  • 450 gramos de fresas (o fresón), peladas y cortadas por la mitad
Tiempo de preparación: 30 minutos
Tiempo de cocción: 75 minutos
6 comensales
Tipo de receta: Cereales

Elaboración:

  1. Precalienta el horno a 180 ° C.
  2. Unta con mantequilla un molde para pastel redondo. Es importante que sea grueso, por lo menos de unos 25 cm de alto. De lo contrario se puede desbordar.
  3. Mezcla la harina o las harinas, la levadura y la sal en un tazón pequeño. 
  4. En otro bol más grande, bate la mantequilla y 1 taza de azúcar con las varillas de una batidora eléctrica hasta que esté esponjosa la combinación, aproximadamente 3 minutos.
  5. Añade sucesivamente el huevo, la leche y la vainilla hasta que estén combinados.
  6. Agrega la mezcla seca gradualmente a la húmeda, mezclando hasta que quede suave y bien integrado.
  7. Vierte en un molde para pastel preparado la mezcla.
  8. Coloca sobre la masa las fresas previamente cortadas por la mitad (y lavadas, por supuesto), con el lado cortado hacia abajo. Intenta que sea solo una capa aunque tengas que pegar mucho algunas.
  9. Espolvorea las 2 cucharadas de azúcar restantes sobre el fresón o fresas.
  10. Hornea el pastel durante 10 minutos.
  11. Luego reduce la temperatura del horno a 160 grados y hornea el pastel hasta que esté dorado y un tenedor, palillo o similar salga sin masa húmeda, aproximadamente de 50 minutos a 60 minutos.
  12. Deja enfriar, corta en porciones y sirve, si lo deseas, con nata montada, a ser posible casera. 

Nota: aunque el autor de la receta, Smitten Kitchen, recomienda mantenerlo sin tapar a temperatura ambiente durante dos días, dado que tiene huevo, por si acaso, es preferible guardarlo en la nevera bien tapado para que no coja otros aromas y sacar de la nevera unos minutos antes de comer lo que sobre.

Continúa leyendo nuestras recetas...

#}