Tarta de café

Esta receta es una alternativa al tiramisú para que los amantes de esta bebida tengan otra receta dulce de cabecera.

Ingredientes:

iStock
iStock
  • 60 ml de aceite vegetal al gusto que sea suave de sabor
  • 6 huevos, separados clara de yema
  • 90 ml de café espresso recién hecho, enfriado a temperatura ambiente
  • 10 ml (2 cucharaditas) de extracto de vainilla
  • 170 gramos de harina para pasteles o harina de trigo clásica
  • 300 gramos de azúcar
  • 1 cucharadita de levadura en polvo
  • Media cucharadita de canela molida
  • Media cucharadita sal
  • Media cucharadita de crémor tártaro o bicarbonato
  • El frosting de chocolate
  • 6 onzas de chocolate sin azúcar, derretido y enfriado
  • 575 gramos de azúcar en polvo
  • 90 gramos de mantequilla sin sal, a temperatura ambiente
  • 6 cucharadas de leche media semi o entera
  • 1 cucharada de extracto de vainilla
  • El café para bañar el bizcocho 
Tiempo de preparación: 15 minutos
Tiempo de cocción: 30 minutos
4 comensales
Tipo de receta: Huevos

Elaboración:

  1. Mezcla en una taza la tercera parte de un expreso con la misma cantidad de azúcar y un chorrito de ron. Se puede sustituir por aroma de vainilla si no quieres utilizar alcohol.
  2. Coloca todos los ingredientes para el frosting en un procesador de alimentos y presiona para incorporar, luego procesa hasta que el glaseado esté suave. Reserva.
  3. Para hacer los pasteles, precalienta el horno a 175-180 grados.
  4. Si tienes varios moldes iguales redondos, lo mejor es hacer las tres partes del pastel por separado.
  5. Cubre el fondo de los tres con papel de horno, no los engrases.
  6. En un bol mediano, combina el aceite, las yemas de huevo, el espresso y la vainilla, y bate ligeramente para mezclar.
  7. Por otro lado, en un bol aparte, tamiza la harina, 1 taza de azúcar, el polvo de hornear, la canela y la sal. Mezcla y reserva los ingredientes secos a un lado.
  8. En un bol de batidora grande -el cacharreo merecerá la pena cuando te la comas-, bate las con el crémor tártaro a velocidad media baja hasta que estén espumosas.
  9. Sube la velocidad de la batidora a media alta y agrega gradualmente la media taza de azúcar restante. Continúa batiendo hasta que se formen picos suaves. Es importante no pasarse y quede demasiado rígida la mezcla.
  10. Incorpora la mezcla de yema de huevo y espresso a los ingredientes secos y mezcla lo suficiente hasta que se integren bien.
  11. Añade un cuarto de las claras de huevo batidas y móntalas para aligerar la masa.
  12. Agrega y monta el resto de las claras hasta que todo se integre perfectamente.
  13. Divide la masa entre los tres moldes preparados.
  14. Hornea los bizcochos durante unos 18 minutos cada uno, o hasta que un palillo en el centro salga limpio.
  15. Deja enfriar completamente en los moldes. Cuando se enfríe, pasa un cuchillo sin filo alrededor del borde de los moldes para liberar los pasteles. Quita los revestimientos de papel, dales la vuelta en rejillas de alambre y déjalos lo justo mientras te preparas para montar la tarta.
  16. Para ello, coloca una capa, con el lado plano hacia arriba, sobre un soporte para pasteles o un plato para servir.
  17. Remoja el pastel con un tercio del jugo de café, azúcar y ron.
  18. Extiende encima una capa gruesa del glaseado de chocolate. Extiende bien para que quede uniforme.
  19. Tapa con el segundo bizcocho y repite los dos últimos pasos.
  20. Haz lo mismo con el tercero. Ten en cuenta que la capa superior del glaseado quedará a la vista, así que es importante rematarla bien estéticamente,
También te puede interesar:

Continúa leyendo nuestras recetas...

#}