Tarta de chocolate y caramelo

Este postre hará las delicias de los amantes de los sabores dulces y las tartas empalagosas. ¡No te pierdas su receta!

Ingredientes:

tarta de chocolate
iStock

Para la tarta:

  • 70 gramos de azúcar en polvo
  • 155 gramos de harina para todo uso
  • 20 gramos de cacao en polvo
  • 115 gramos de mantequilla sin sal, cortada en cubitos
  • 1 yema de huevo grande
  • 3/4 de cucharadita de extracto de vainilla

Para el relleno de caramelo:

  • 400 gramos de azúcar granulada
  • 120 gramos de agua
  • 80 gramos de jarabe de maíz ligero
  • 115 gramos de mantequilla sin sal, cortada en cucharadas
  • 120 gramos de crema espesa
  • 30 gramos de crema fresca o crema agria
  • Una pizca o dos de sal marina en escamas
4 comensales
Tipo de receta: Chocolate

Elaboración:

Para la tarta:

  1. Empieza preparando la corteza mezclando el azúcar, la harina y el cacao en polvo en un bol grande. Añade la mantequilla, la yema de huevo y la vainilla y bate todo durante un par de minutos hasta conseguir una masa sin grumos.
  2. Extiende la masa en el fondo y en los laterales de un molde para tartas redondo con un fondo removible
  3. Coloca el molde en el congelador durante unos 20 minutos para que se solidifique. 
  4. Pasado ese tiempo, pincha la corteza congelada con un tenedor, cúbrela con un trozo de papel de aluminio y hórneala durante 15 minutos.
  5. Después, sácala y déjala enfriar sobre una rejilla mientras preparas el caramelo.

Para el relleno de caramelo:

  1. En una cacerola grande mezcla el azúcar, el agua y el jarabe de maíz a fuego medio-alto.
  2. Cocina la mezcla durante 10 minutos hasta que el azúcar adquiera un color ámbar.
  3. Retira el caramelo del fuego y añade la mantequilla hasta que se derrita, luego la crema y la crema fresca o la crema agria y un par de pizcas de sal.
  4. Vierte el relleno en la base de la tarta y después espolvorea más cacao sobre la superficie.
  5. Mete la tarta en la nevera durante al menos una hora.

Cuando vayas a servir la tarta fría, espolvorea por su superficie sólida una pizca de sal marina en escamas. A la hora de partirla en porciones, te ayudará usar un cuchillo mojado en agua caliente.

También te puede interesar:

Continúa leyendo nuestras recetas...