Tarta de frutos rojos con tres ingredientes

La tarta de frutos rojos de Gonzalo D'Ambrosio es una receta muy fácil de hacer y con una presentación de 10. ¡Además está deliciosa!

También te puede interesar:
Tiempo de preparación: 15 minutos
Tiempo de cocción: 30 minutos
Económica
4 comensales
Tipo de receta: Huevos
Vegetarianos

Ingredientes:

  • 6 huevos L
  • 180 gr de azúcar normal
  • 150 gr de harina de repostería 
  • 1 chorrito de esencia de vainilla (opcional)
  • mantequilla para engrasar 
  • fresas
  • frambuesas
  • menta
  • azúcar glas
  • mermelada o almibar
  • 500 gr de nata para montar.

Elaboración:

  1. Bate los 6 huevos con ayuda de una batidora eléctrica o de unas varillas eléctricas.
  2. Añade el azúcar y la esencia de vainilla.
  3. Cuando la mezcla esté muy esponjosa añade la harina tamizada en tres pasos.
  4. Mezcla con movimientos envolventes con ayuda de una espátula.
  5. Vierte la mezcla en un molde rectangular.
  6. Hornea a 180 grados durante 30 minutos.
  7. Monta la nata montada batiendo enérgicamente hasta que adquiera consistencia. Es fundamental que tanto el bol y la varilla que utilices como la propia nata estén bien fríos para que monten fácilmente.
  8. Saca del horno el bizcocho de déjalo enfriar.
  9. Una vez frío, pártelo por la mitad y añádele la mermelada.
  10. Añade entre los dos bizcochos el la nata montada.
  11. Decora la tapa con más nata montada y frutos rojos al gusto.
  12. Finaliza con azúcar glas.

Tarta de frutos rojos en vídeo:

Consejos para conseguir una tarta de frutos rojos deliciosa:

Este bizcocho de frutos rojos es una forma sencilla de preparar un postre sin perder mucho tiempo y con el que puedes sorprender a tus invitados gracias a su bonita presentación. Gonzalo D’Ambrosio nos enseña a cocinar un bizcocho reconvertido en una tarta muy vistosa y que apenas necesita ingredientes. Si  tienes en tu despensa huevos y no sabes qué hacer con ellos, solo tendrás que añadir azúcar y harina para tener un bocado esponjoso y económico.

La mejor opción es que utilices unas varillas eléctricas para conseguir la textura deseada de cremosidad. Conseguir esta consistencia es la clave para que el bizcocho sea perfecto. También puedes hacerlo a mano, pero necesitarás más tiempo y paciencia.

Para darle jugosidad al bizcocho, puedes utilizar la mermelada del sabor que prefieras o incluso compota o almíbar: el objetivo es mojar el bizcocho para que sea más agradable en boca. Si no te gusta demasiado el dulce, puedes reducir la cantidad de azúcar o utilizar el edulcorante y la cantidad que se adapte a tus gustos.

Uno de los mejores trucos para que tu nata montada quede perfecta es fundamental que la nata que utilices esté bien fría al igual que los utensilios que selecciones. Un robot de cocina es muy útil, pero si eliges hacerlo de esta forma asegúrate no batir en exceso porque puedes convertir la nata en mantequilla si te pasas de frenada. Sabrás que está perfecta cuando adquiera un aspecto firme y con volumen.

Aunque la propuesta de Gonzalo nos encanta, puedes utilizar como base este bizcocho y añadir los ingredientes de relleno y los toppings que más te gusten. Puedes rellenarlo de fruta, chocolate o crema y decorarlo con frutos secos laminados. 

Como verás, es una receta facilísima y una forma muy original de convertir un sencillo bizcocho en un postre para chuparse los dedos. Aprovecha la temporada de fresas para disfrutar de este delicioso dulce casero.

Gonzalo D'Ambrosio

Gonzalo D'Ambrosio

Continúa leyendo nuestras recetas...