Vídeo de la semana

Chicken pot pie: así se prepara el clásico pastel de pollo inglés

Este pastel -o empanada, más bien- se prepara con una masa rellena de pollo y vegetales. ¡Está delicioso!

pastel de pollo
iStock

Es una de las recetas británicas -y estadounidenses- más famosas. El chicken pot pie viene a ser una especie de pastel -o empanada- rellena de pollo con otros tantos ingredientes contundentes: patata, cebolla, zanahorias, caldo de pollo… Este pastel se prepara en ocasiones especiales como el día de Acción de Gracias, aunque es bastante fácil, también para un menú de diario. ¿Interesada en aprender a preparar este clásico pastel de pollo inglés? Toma nota.

Ingredientes que necesitas:

  • 1 Pollo entero
  • 1 Cebolla cortada por la mitad
  • 2 ramas de apio
  • 6 dientes de ajo
  • 1 Zanahoria
  • 1 hoja de laurel

Para el relleno:

  • ½ taza de mantequilla
  • 1 cebolla picada
  • 1 rama de apio picada
  • 4 dientes de ajo
  • 1 Patata picada
  • 1 Zanahoria picada
  • ½ taza de guisantes
  • ½ taza de harina
  • 1 l de caldo de pollo
  • 1 chorro de nata
  • Tomillo
  • Sal
  • Pimienta negra

Para la masa de tarta:

  • 3 tazas de harina
  • ½ taza de mantequilla
  • ½ taza de manteca
  • Sal

Paso a paso

Para empezar coloca una cazuela con agua al fuego. Añade a ella la cebolla, el apio y la zanahoria troceados. Agrega también el pollo, el laurel y unos dientes de ajo. Deja hervir todos los ingredientes durante 45 minutos, hasta que el pollo esté completamente tierno.

Pasado este tiempo escurre el caldo y desmenuza el pollo. En otra cazuela derrite la mantequilla y añade todas las verduras picadas. Sazona con el resto de especias y saltea los ingredientes durante un par de minutos. Cuando las verduras estén bien doradas añade la harina, el caldo de pollo, los guisantes, la nata y el pollo desmenuzado. Cocina toda la mezcla durante 5 minutos para que espese un poco.

Mientras, prepara la masa del pastel. Para ello mezcla en un bol grande la harina con la manteca, la mantequilla y una pizca de sal. Amasa los ingredientes, añade un poco de agua fría y sigue removiendo hasta que consigas una masa homogénea. Después, coloca la masa sobre una superficie plana enharinada y estírala con ayuda de un rodillo. Reserva una parte para cubrir el pastel, y otra, colócala en una cazuela apta para horno, a modo de base.

Coloca el relleno de pollo y verduras en la masa, y cubre el pastel con la otra parte de masa que habías reservado. Pincha la superficie y séllala con un tenedor.

Por último, hornea el pastel durante media hora a unos 180ºC, hasta que veas que la masa esté bien dorada. Pasado este tiempo, sácalo y sírvelo bien caliente. ¡Y a disfrutar de él!

Continúa leyendo