Gambas flambeadas

Una receta rápida y relativamente sencilla con la que potenciarás el sabor de las gambas y conseguirás un toque crujiente en tu plato al que no podrás resistirte.

Ingredientes:

Gambas flambeadas
Gtres
  • 1 kg de gambas enteras, sin pelar
  • 1 vaso de aceite de oliva
  • 1 vaso de coñac
  • 1/2 cabeza de dientes de ajos
  • Un ramillete de perejil fresco
Tiempo de preparación: 30 minutos
4 comensales
Tipo de receta: Marisco

Elaboración:

Lavar el perejil y pelar los ajos. Introducir en el vaso de una batidora, agregar el aceite y triturar hasta conseguir una salsa bien fina.

Poner en una sartén de cierta profundidad a calentar en el fuego. Agregar el majado y seguidamente las gambas. Remover bien para que se impregne completamente el marisco y añadir el vaso de coñac (Si estuviéramos cocinando en un fogón de gas, apagar el fuego antes de agregar el alcohol. Si utilizamos vitrocerámica o inducción no es necesario, aunque sí recomendable).

Cocinar a temperatura media-baja un minuto hasta que el plato empiece a emanar vapores con el calor. Apagar el fuego.

Apagar la campana extractora (este sencillo gesto es importante, ya que en ella podría haber restos de aceite o grasa y con la fuerza del aire que sube en combinación con el fuego del flambeado esta podría arder fácilmente).

Con cuidado, encender una llama utilizando una cerilla larga o un soplete de cocina. Acercar al caldo y prender el alcohol de la sartén.

Mover la sartén sosteniendo el mango con precaución, y dar suaves y constantes movimientos a la misma para que el fuego cubra toda la superficie de la sartén. El flambeado se detendrá cuando se evapore el alcohol.

Espolvorear con el perejil picado por encima de las gambas y servir caliente.

 

Consejos y apuntes: Flambear cualquier alimento requiere de ciertas medidas de precaución. Tenemos que tener mucho cuidado con el fuego y estar atentos para apagarlo con la tapa de una sartén en el caso que fuese necesario. Es importante también que nunca vertamos el alcohol directamente de la botella y que, en el caso de no tener un encendedor lo suficientemente largo como para encender el fuego en la distancia, utilicemos un cucharón. En este caso, agregaremos un poco de brandy en el mismo, lo encenderemos directamente en el propio cazo para posteriormente echarla sobre la preparación. Siempre fuera del fuego.

También te puede interesar:

Continúa leyendo nuestras recetas...

#}