Frío frío

6 métodos infalibles para enfriar tus bebidas en poco tiempo

Con la llegada del verano y las altas temperaturas lo que más apetece son bebidas frías que calmen nuestra sed. Estos son los mejores trucos para enfriarlas rápidamente.

Seguro que te ha pasado alguna vez, llegas de la compra, guardas todo en la nevera y armarios, y cuando te das cuenta has olvidado meter las cervezas o los refrescos en el frigorífico, además tienes invitados en casa y no puedes servir las bebidas calientes. No te preocupes, si vuelve a pasarte, podrás enfriar tus bebidas en poco tiempo siguiendo estos métodos infalibles:

1. Hielo, agua y sal

EL mejor remedio casero para enfriar tus bebidas en sólo 5 minutos es preparar un recipiente grande, llenarlo de agua con hielo, y agregar unos buenos puñados de sal. Remueve la mezcla, introduce en el recipiente las bebidas que tengas que enfriar, y en cuestión de 5 minutos estarán frías del todo. Lo mejor es que podrás enfriar tanto latas, como botellas de vidrio o plástico, e incluso bricks.

2. Enfriadores (en el caso del vino)

Si se te ha olvidado meter la botella de vino blanco en la nevera y la necesitas fría, además de meterla unos instantes al congelador, recomendamos que la enfríes utilizando un enfriador que la mantenga fresquita el mayor tiempo posible. Otro remedio que nunca falla es servirla directamente dentro de una cubitera con agua helada y muchos cubitos de hielo. En casos extremos, y si a tus invitados no les importa, siempre puedes servir el vino con un cubito de hielo.

3. Directamente en el congelador

Si te das cuenta a tiempo de que has olvidado enfriar las bebidas, un truco infalible y mucho más rápido que la nevera, es claramente el congelador. Asegúrate de colocar tus bebidas rodeadas de bolsas de congelados que le transmitan el máximo frío posible. Ten en consideración que el líquido al congelarse se expande, y si olvidas una bebida en el congelador, independientemente de que el recipiente sea de vidrio o metálico, explotará dentro del congelador, de manera que no sólo te habrás quedado sin bebida, sino que además tendrás que limpiar el desastre y en el caso del vidrio, tendrás que tener cuidado de no cortarte.

4. Hielo en un paño

Si no tienes mucho tiempo para enfriar tus bebidas, coge un paño de cocina grande, empápalo de agua fría bajo el grifo y exprímelo. Ponle el tapón al fregadero, llena la base con hielo y cúbrelo con el paño de manera que coloques la bebida directamente sobre el paño. Otra cosa que puedes hacer es llenar totalmente el fregadero de hielo y cubrir la botella con el paño húmedo para posteriormente, enterrarla bajo el hielo. Así tu bebida se enfriará mucho más rápido.

5. Vasos congelados

Independientemente de que tengas o no frías las bebidas, es una buenísima idea tener siempre unos vasos en el congelador de manera que si te apetece una cerveza bien fría, o un batido de frutas, el vaso ya esté listo y bien fresquito. Si se te ha olvidado enfriar la bebida, es una buena forma de que al menos esté algo más fresquita que si la sirves directamente en el vaso a temperatura ambiente.

6. Papel de cocina, sal y agua

Sólo tendrás que humedecer un buen trozo de papel de cocina que sea grueso, espolvorearlo con una buena cantidad de sal, y envolver la botella o lata que quieras enfriar. De este modo, cuando lo metas en el congelador, la bebida se enfriará mucho más rápido que si no le pones esta cobertura tan efectiva.

Continúa leyendo

#}