Revista Mía

Los 7 beneficios de la melatonina

La melatonina es una hormona segregada por la glándula pineal de nuestro sistema endocrino y se encarga entre otras cosas de regular nuestro “reloj biológico”, ya que nos hace conscientes del tiempo y sus ciclos.

La melatonina es una hormona segregada por la glándula pineal de nuestro sistema endocrino y se encarga entre otras cosas de regular nuestro “reloj biológico”, ya que nos hace conscientes del tiempo y sus ciclos.
Casi todo el mundo conoce la principal propiedad de esta hormona, nos provoca el sueño por la noche, cuando aumenta la cantidad de melatonina en nuestro organismo, y nos hace despertar por la mañana cuando disminuye. Pero dado el poder antioxidante que posee, no es este el único beneficio que nos proporciona. Aquí te señalamos otros que, directa o indirectamente, te ofrece la melatonina.

1.- Es un potente antioxidante

Una de las capacidades más estudiadas de la melatonina es su poder antioxidante, que se cifra el doble que la vitamina E y superior a la vitamina C. Solo esto hace que pueda mejorar diferentes marcadores de salud.
Por un lado debido a su poder antioxidante, aunque además es capaz de mejorar la potencia del corazón tras un ataque cardíaco en modelos animales. Otros estudios apuntan a que puede mejorar los niveles de colesterol LDL y HDL, y parece que quienes mejor controlan los niveles de glucosa y su presión sanguínea tienen una correcta producción de melatonina.
Desde hace tiempo, diversas investigaciones vienen apuntando a las propiedades anticancerígenas de la melatonina -no solo para prevenirlo sino para inducir la muerte de las células cancerígenas-. Lo cual se debe a sus habilidades antioxodantes, antiinflamatorias y como modulador hormonal. Existen estudios que hablan de un aumento de supervivencia en un año del 45 % junto con un descenso de los efectos secundarios de las terapias convencionales.
La diabetes también puede entenderse parcialmente por el estrés oxidativo. Las personas con diabetes tipo II parecen sufrir de mala producción de melatonina. Precisamete a propósito de su poder antioxidante, la melatonina ha demostrado proteger de los radicales libres las células beta del páncreas involuradas en la producción necesaria de insulina.
Otra habilidad destacada de la melatonina viene derivada de que puede atravesar la barrera sangre-cerebro. En concreto, la melatonina puede retrasar la aparición de Alzheimer protegiendo estructuras celulares como las mitocondrias en el interior de las células del daño oxidativo. Y es que el deterioro de la función de las mitocondrias está en el corazón de enfermedades como el Alzheimer, el Parkinson o la de Huntington. También mejora marcadores del deterioro cognitivo.
Incluso el mal sueño está vinculado al sobrepeso. Como ya habrás deducido, aquí la melatonina tiene bastante que decir. Y que hacer. No pocas personas sufren del desorden alimentario caracterizado de tener un hambre desmedida por la noche, especialmente hacia alimentos ricos en hidratos de carbono y azúcares.
Los datos provenientes de las investigaciones animales apuntan a efectos beneficiosos de la melatonina en la reparación y densidad óseas, con lo que podría prevenir fracturas y la osteoporosis. Existe un estudio con mujeres menopáusicas durante 6 meses que investigó relaciones entre la administración de melatonina y salud ósea. Al cabo de esos 6 meses se había incrementado la producción de osteocalcina (responsable de fijar el calcio a los huesos) y reducido el de otros marcadores que favorecen la destrucción ósea.
tracking