Revista Mía

¡Cuidado con ellos! 10 alimentos y bebidas que puedan generar ansiedad

Estos alimentos pueden disparar el azúcar en sangre y hacer que aumente el nerviosismo, la inquietud o la ansiedad. ¡Ojo con ellos!

Ansiedad, nerviosismo, inquietud... algunas personas pueden tener esas sensaciones después de comer o beber, aunque es posible que no lleguen a establecer una relación o conexión de estas emociones con la alimentación que llevan. Y es que aunque no lo creas, ciertos alimentos que tomamos en nuestro día a día y también en momentos puntuales pueden contribuir a disparar la ansiedad o a desencadenar sentimientos similares al producir picos de azúcar en la sangre, como bien aseguran algunos expertos. Algo con muchas repercusiones negativas...
"Cuando comes algo con un alto contenido de azúcar, tu nivel de azúcar en la sangre se dispara y luego cae más rápido de lo que lo haría si comieras algo que estuviera más equilibrado con nutrientes como proteínas, fibra, carbohidratos de absorción lenta y grasas saludables", dice Maggie Michalczyk, dietista de Chicago. "Esta subida y esta bajada del nivel de azúcar e insulina puede exacerbar los sentimientos de ansiedad y provocar sensaciones similares hasta a las de un ataque de pánico para algunas personas”, afirma.
Así, las galletas, los dulces, los pasteles y refrescos y otros muchos de los alimentos ‘reconfortantes’ que muchas personas consumen durante momentos estresantes de su vida (en exámenes, tras un disgusto, cuando están nerviosos… ) pueden provocar todavía más ansiedad y empeorar todavía el estado de ánimo en el que estemos en ese momento. También los alimentos altamente procesados como los panes blancos, las carnes rojas procesadas con aditivos, el queso y las comidas precocinadas o de fast food provocan ansiedad al aumentar la inflamación en el cuerpo: estos alimentos por lo general son bajos en fibra y ricos en azúcares simples, y se cree que alteran el microbioma intestinal normal. Esto conduce a altos niveles generales de inflamación en el cuerpo, que afecta directamente al sistema nervioso y por tanto, a nuestras emociones.
¿Quieres saber qué productos (tanto alimentos como bebidas) pueden generar ansiedad y nerviosismo con más facilidad? Toma nota y ya sabes.. ¡cuidado con ellos! Intenta no consumirlos en situaciones en las que ya estés bajo estrés o te sientas nerviosa, para no sentirte todavía peor después de tomarlos.
tracking