Revista Mía

Ensalada de canónigos y langostinos con salsa de albahaca

Esta ensalada tibia te encantará, se hace con canónigos, langostinos cocidos y una picada de tomates aliñados con una sabrosa salsa de albahaca

Las ensaladas son opciones ideales para almuerzos y cenas ligeras de cualquier día de la semana. Son platos sencillos, muy nutritivos y también rapidísimos de preparar. Además como recomiendan los expertos, debemos consumir 5 raciones de fruta y verduras al día, y qué mejor manera que hacerlo de forma diferente para no cansarnos de comer siempre lo mismo. Esta ensalada destaca por su originalidad y lo rica que queda, se hace con ingredientes frescos como los canónigos, los langostinos, los tomates, y unas hojas frescas de albahaca.
Escalda los tomates en agua hirviendo siguiendo nuestras indicaciones para que pelarlos sea una sencilla tarea que no te lleve más de unos cuantos segundos. El secreto del éxito de esta ensalada es la combinación de los ingredientes que hacen que sea todo un acierto. Para que los langostinos queden en su punto, cuécelos el tiempo indicado, retíralos del agua, deja que se templen un poco y pélalos de inmediato. La salsa de albahaca termina de completar la ensalada, hazla tal y como se indica para que te quede con la consistencia idónea y esté bien ligada con el resto de ingredientes.

Otras alternativas para la ensalada de canónigos

  • Otras combinación diferente y que nunca falla es una bolsa de canónigos, unas rodajas de queso de cabra, unos frutos secos, y una vinagreta casera de mostaza y miel.
  • También puedes saltear los langostinos en una sartén bien caliente con un hilo de aceite de oliva. Te quedarán súper sabrosos.
  • Prueba a sofreír los tomates 5 minutos en una cazuela con 1 cucharada de aceite de oliva y unas hojitas de tomillo.

Ficha 

  • Tiempo de preparación 30 min
  • Tiempo de cocción 5 min
  • Porciones 4
  • Tipo de receta Dieta baja en grasas
  • Precio -

Ingredientes

  • 1 bolsa de canónigos
  • 2 tomates
  • 12 langostinos
  • Albahaca
  • 2 cucharadas de nueces picadas
  • Laurel
  • Aceite de oliva
  • Vinagre balsámico
  • Sal

Preparación

Calienta abundante agua en una cacerola y añade un puñado de sal y el laurel cuando empiece a hervir

Agrega los langostinos y cuécelos 2 minutos

Pasado el tiempo, retíralos del agua con ayuda de una espumadera

Sumérgelos de inmediato en un cuenco con agua y hielo

Así cortarás la cocción y los langostinos te quedarán en su punto

Retira los langostinos del cuenco con agua helada y pélalos cuidadosamente dejando sólo la parte de la cola

Reserva los langostinos

Retira la parte verde de los tomates y hazles una marca poco profunda en forma de cruz en la base

Escalda los tomates 30 segundos en un cazo con agua hirviendo

Retíralos del cazo con ayuda de una espumadera y sumérgelos en agua con hielo al igual que has hecho con los langostinos

Pela los tomates y pícalos en daditos pequeños

Mezcla 1 cucharada de vinagre balsámico con 2 cucharadas de aceite de oliva y una pizca de sal

Añade los tomates y mezcla bien con ayuda de una cuchara

Coloca un puñado de hojas de albahaca en el vaso de la batidora, agrega las nueces picadas, una pizca de sal y un chorrito de aceite de oliva

Tritura hasta obtener una salsa homogénea

Vierte los canónigos en una ensaladera, agrega los tomates aliñados y remueve

Añade los langostinos y riega la ensalada con la salsa de albahaca

Remueve bien la ensalada con ayuda de 2 cucharas hasta que todos los ingredientes queden bien integrados con la salsa

tracking