Revista Mía

Dorada a la sal

Una de las formas más sabrosas de disfrutar de una buena dorada es a la sal, el método tradicional en la que el pescado se cubre con una capa de sal gruesa y se hace al horno.

Además de ser un plato delicioso, la dorada a la sal es una manera muy saludable de comer el pescado, ya que se cuece únicamente con la sal y sus propios jugos. No es raro que sea uno de nuestros pescados favoritos, es económico, tiene muy pocas calorías, y el sabor de su carne hacen que sea una de las especies más valoradas por los consumidores. La receta de dorada que proponemos es facilísima de preparar y lo único que necesitarás serán unas doradas de buen tamaño, y unos cuantos kilos de sal marina gruesa. No tendrás ninguna complicación a la hora de preparar el pescado, ya que lo único que tendrás que decirle a tu pescadero será que elimine los interiores de las doradas (puedes cocinarlas incluso con las escamas). Además como se hace al horno, lo único que tendrás que hacer es precalentarlo, introducir la bandeja con las doradas bien cubiertas de sal, y programar el horno el tiempo necesario para que queden en su punto. Ahorrarás tiempo en la cocina, así que podrás dedicarte a otras tareas mientras que la comida está lista. La guarnición con la que quieras acompañar la dorada ya es cuestión de gustos, pero lo que nunca falla es una buena ensalada de tomates aliñados y unas judías verdes cocidas al vapor y rociadas con un hilo de aceite de oliva con ajo justo antes de servirlas.

El acompañamiento perfecto para la dorada a la sal

  • Nada mejor para servir con la dorada a la sal que una mayonesa casera, irá a la perfección con el pescado. Sirve la dorada, coloca al lado una cucharada de mayonesa casera, y un cuarto de limón como decoración del plato.
  • También puedes preparar una salsita mezclando unas cucharadas de aceite de oliva con una picada muy fina de ajos y perejil.

Ficha 

  • Tiempo de preparación 10 min
  • Tiempo de cocción 30 min
  • Porciones 4
  • Tipo de receta Dieta sin gluten
  • Precio -

Ingredientes

  • 2 doradas enteras
  • 2 kg de sal marina gruesa
  • 2 tomates grandes
  • 1 cebolla
  • 200 g de judías verdes
  • Vinagre balsámico
  • Aceite de oliva
  • Sal

Preparación

Precalienta el horno a 225ºC

Lava las doradas y sécalas bien con papel absorbente

Cubre el fondo de una fuente refractaria con una capa generosa de sal, coloca encima las doradas y cúbrelas con la sal restante

Rocía la sal con un poco de agua y presiona ligeramente para que quede apelmazada

Al poner agua en la sal las doradas te quedarán mucho más jugosas

Introduce la bandeja en el horno y cocina las doradas 25 minutos

Pasado el tiempo, retíralas del horno y deja que se templen 5 minutos

Lava los tomates y córtalos en cuartos

Pela la cebolla y córtala en plumas finas

Mezcla ambos ingredientes y alíñalos con una pizca de sal, un chorrito de vinagre balsámico, y aceite de oliva

Despunta las judías, lávalas y escúrrelas bien

Cuécelas en abundante agua salada 3 minutos

Retíralas y riégalas con un poco de aceite de oliva

Rompe la capa de sal con ayuda de una cuchara y retírala cuidadosamente

Elimina la piel y las espinas de las doradas con ayuda de un cuchillo y un tenedor

Reparte los lomos de doradas en 4 platos y acompáñalos con la ensalada de tomates y unas judías verdes

tracking