Revista Mía

Ideas para incluir más verdura en tu dieta

Debemos tomar varias raciones de verduras al día, pero no siempre es fácil introducirlas en la dieta. Te damos ideas prácticas y deliciosas para llegar a tu objetivo.

¿Cuántas veces has escuchado aquello de que “cinco al día” es la cantidad diaria de frutas y verduras para cubrir las necesidades de micronutrientes del organismo? Pero a pesar de saberlo, a veces es complicado llevarlo a cabo.
Las verduras tienen componentes con extraordinarias propiedades depurativas, aportan vitaminas, fibras y antioxidantes que ayudan a todos nuestros órganos a desempeñar sus funciones y, sobre todo, a los más implicados de la depuración y la limpieza: hígado, riñón, pulmón, piel, sistema circulatorio y, como no, el sistema digestivo. Pero hay más razones por las que incluir más verduras en nuestra dieta.
Las verduras gozan de una buena densidad nutricional, esto quiere decir que aportan muchos micronutrientes con pocas calorías. Al poseer fibra fermentable, las verduras se convierten en buenos prebióticos. Sin olvidar su efecto saciante, ya que según diversos estudios, si pedimos como primer plato una ensalada, comeremos menos después.
Una dieta equilibrada debería incluir por igual crucíferos como brócoli, coliflor, coles de bruselas, ajo puerro, repollo o kale ya que tienen compuestos especiales no presentes en otros vegetales, como glucosinolatos, importantes en la prevención de muchas enfermedades, según numerosos estudios. También debería incluir verduras de hojas verdes tales como espinacas, lechugas, rúcula, endivias, canónigos, etc. Son buena base para cualquier ensalada y aportan nutrientes relevantes, como magnesio, folato, potasio o manganeso. Tampoco hay que olvidar las verduras de colores como los pimientos, el tomate, la zanahoria o la lombarda. Recuerda que cuanto el color de la verdura sea más intenso, mejor. Exceptuando el caso de la cebolla y el ajo, que pese a ser blancos pero ricos en quercetina, otro potente polifenol.
Y por si todo esto fuera poco, los vegetales de hoja verde son unos de los alimentos naturales con más densidad nutricional del planeta; eso quiere decir que con un simple zumo verde al día podemos llegar a alcanzar los niveles de micronutrientes recomendados por la ADA (American Dietetics Association) y la FESNAD (Federación Española de Sociedades de Nutrición, Alimentación y Dietética). Sorprendente, ¿verdad?
Por todas estas razones, tanto si amas los vegetales como si los odias, te proponemos 15  ideas para aumentar su consumo de manera fácil y deliciosa.
tracking